Empresas PYMES

Ata luchará por rebajar las retenciones a los autónomos hasta el 15%

Lorenzo Amor seguirá al frente de la Federación hasta 2020

“Veinte años no son nada”. Así resumía el reelecto presidente de Ata (Federación Nacional de Asociaciones de Trabajadores Autónomos) la trayectoria de una asociación que de la mano de Alejandro Martín y otro Amor, de nombre también Lorenzo, empezó a ‘dar vida’ a un colectivo de “valientes”.

En su Córdoba natal “el mejor entorno” posible, Lorenzo Amor Acedo ha recibido el apoyo del 95,7 por ciento de los compromisarios. Un total de 290 votos (sobre los 303 posibles) que le permitirán continuar luchando por reducir la presión fiscal de los autónomos “creo que se pueden rebajar las retenciones al 15 por ciento”. Una petición que se completaba con una batería de iniciativas como la reducción del recargo del 20 por ciento por los retrasos de 24 horas en los pagos de los autónomos a la Seguridad Social, la reducción de las trabas administrativas y una segunda oportunidad que incluya las deudas públicas y no vinculada al reemprendimiento.

El presidente de Ata, tampoco se ha olvidado de todo el conjunto de autónomos que pertenecen al sector de la cultura (técnicos, artistas, peluqueros…) y “aunque este Foro no son los Goya”, ha insitido en que “la rebaja del IVA cultural sería una gran noticia”.

Peticiones todas que han sido escuchadas con especial atención por el Presidente del Gobierno, el ministro de Asuntos Exteriores, José Manuel García Margallo, y el candidato del PP a la Junta de Andalucía, Juanma Moreno,  entre otras personalidades.

Regeneración y relevo generacional 

En su emotivo dicurso Lorenzo Amor no se ha olvidado del 40 por ciento de los autónomos que no han sobrevivido a la crisis, ni tampoco de esos “uno de cada cuatro autónomo que viven aún un calvario en España”. Pero lejos de pintar las cosas de negro, Amor se ha referido a este proceso como un aprendizaje que ha servido para “estar en otro momento” y que servirá para conseguir las “muchas cosas por hacer”.  Un proceso para el que ha apuntado se necesita “regeneración y relevo generacional” y que se debe facilitar mediante una menor presión sobre el impuesto de sucesiones, “que hace inviable que muchos negocios pasen de padres a hijos”.

Por otra parte, el presidente de Ata, y en la parte “con más sentido de Estado” de su discurso, ha lanzado un mensaje a patronales y sindicatos “hemos ido a las mesas a aportar y no a recibir”, para a continuación recordar las medidas que han favorecido que ésta se haya convertido en la “legistatura en la que más se ha legislado a favor de los autónomos”.

Una historia de Amor de veinte años

Corría el año 2004 cuando otro Lorenzo Amor recogía el testigo de una Federación que hoy representa a más de 500.000 autónomos y ostenta el 42 por ciento del peso relativo del colectivo y cuenta con 89 sedes en 45 provincias españolas.

Un Lorenzo Amor Acedo, que ha sacrificado muchas horas de juegos con mujer y sus hijas para dedicarse a su otra familia, la de los trabajadores por cuenta propia. Una familia, a la que como buen padre le ha regalado progreso y bienestar. Gracias al trabajo, al esfuerzo y a eso de “tocar todas las puertas que hagan falta y a costa de ser pesados”, Ata ha conseguido que los autónomos cuenten con un Estatuto propio, puedan acceder a la baja por maternidad, el paro de los autónomos, y la Tarifa Plana…

Labor en que no ha estado sólo, “mi amigo Sebastián siempre ha estado ahí”. Palabras con las que Amor reconocía el trabajo de la otra gran asociación de autónomos Upta (Unión de Profesionales y Trabajadores Autónomos), y con las que dejaba bien claro que lejos de las fisuras el colectivo está unido y que como dice la manida expresión “la unión hace la fuerza”.