Curiosidades {DF}

Los adictos a las series se duchan menos, según un estudio

La moda de ver varios capítulos seguidos de una serie se ha convertido ya para muchos telespectadores en una adicción con secuelas en su vida familiar y laboral y hasta en su higiene, y para la que los expertos ya han encontrado definición en inglés, ‘binge-viewing’ o ‘binge-watching’, que podría traducirse como ‘atracón de visionado’.

Revela detalles de este ‘virus’ catódico un estudio de la consultora estadounidense Miner & Co. Studio, titulado ‘Can’t stop, won’t stop: binge-viewing is our new favorite addiction’ (‘No puedo parar, no quiero parar: el atracón es nuestra adicción favorita’).

El estudio, recogido por Servimedia, considera ingesta adictiva de series el visionado de corrido de al menos tres episodios, e incluye una encuesta que refleja que siete de cada televidentes estadounidenses se confiesan ‘binge-viewers’ y reconocen que se trata de una forma “adictiva” de ocio.

El 17% de estos espectadores practican esta actividad a diario, el 63% al menos una vez a la semana y el 90% al menos una vez al mes. Los jóvenes de entre 20 y 30 años son los más ‘serieadictos’.

Son personas que se muestran dos veces más propensas a saltarse la ducha que los que no están enganchados a ver así la televisión, el 18% admite que presta menos atención a otros terrenos de su vida por culpa del ‘binge-viewing’ y casi uno de cada tres (27%) se lamenta de verse ahora más perezoso.

DESCONSUELO POR EL ‘THE END’

Los serieadictos tienen tres veces más querencia a encargar comida por teléfono que a cocinar y también a saltarse comidas, y más del doble confiensa que se le han pegado las sábanas a la mañana siguiente.

Menos ganas de disfrutar otras formas de entretenimiento y sensación de desconsuelo cuando acaba la serie son otros efectos del virus.

Aunque la ‘dolencia’ se ha expandido a raíz del éxito planetario de dramas como ‘Breaking bad’, ‘House of cards’ o ‘Walking dead’, el estudio pone de relieve que cada vez hay más adictos a las series de comedia.

Otra conclusión del trabajo de Miner & Co Studio es que las series han aumentado la disponibilidad de los espectadores a abonarse a plataformas de pago para tener la posibilidad de ver varios capítulos de una tacada sin tener que esperar al pase semanal de las cadenas en abierto. Y en contra de lo que pudiera pensarse, los serieadictos soportan mejor las interrupciones publicitarias que el resto de telespectadores.