Empresas

Los dividendos distribuidos en España cayeron un 24,4% interanual en el segundo trimestre

Los dividendos españoles cayeron un 24,4 por ciento interanual en el segundo trimestre de 2015, hasta los 7.800 millones de dólares (7.028 millones de euros), una vez tenido en cuenta aspectos como la evolución en el cambio de divisas, según el índice de Henderson Global Investors.

Sin embargo, el crecimiento subyacente –que no tiene en cuenta las fluctuaciones de los tipos de cambio, los dividendos extraordinarios, las variaciones en el índice y las diferencias temporales de las retribuciones–, se situó en un 6 por ciento

En cuanto a los dividendos mundiales, estos cayeron un 6,7 por ciento interanual en el segundo trimestre de 2015, hasta los 404.900 millones de dólares (365.334 millones de euros). No obstante, el crecimiento subyacente se situó en un 8,9 por ciento.

Se trata del tercer descenso trimestral consecutivo y se debe, según los expertos, a la fortaleza del dólar frente a las principales divisas mundiales (el euro, el yen y el dólar australiano), que se dejaron un 20 por ciento de su valor con respecto al ejercicio anterior, frente a la libra que se dejó un 10 por ciento.

En este sentido, esta apreciación restó 52.200 millones de dólares (47.069 millones de euros) al valor de los dividendos distribuidos durante el segundo trimestre del año.

Europa experimentó una caída del 14,3 por ciento

Europa lideró las caídas en este periodo –con excepción de Reino Unido–, ya que el 66 por ciento de los dividendos europeos se distribuyó durante el segundo trimestre y estos experimentaron una caída del 14,3 por ciento en tasa general, hasta los 133.700 millones de dólares (120.569 millones de euros), con descensos de casi dos dígitos en la mayoría de los países del continente.

Así, la drástica depreciación del euro frente al dólar estadounidense ha consolidado esta tendencia, la cual influyó en los resultados mundiales del periodo.

El resultado subyacente fue del 8,6 por ciento, con protagonismo de Italia, Holanda y Bélgica. Además, el conjunto de las entidades financieras del continente incrementaron sus tasas de distribución de beneficios.

En este contexto, destacó el conglomerado naviero danés Moller Maersk, mientras que Francia, país que más dividendos reparte, registró una ralentización de sus distribuciones, con un crecimiento subyacente del 2,3 por ciento y una caída general del 20,2 por ciento, afectada por los hechos en Orange y GDF Suez.

En Alemania los dividendos disminuyeron un 16 por ciento, hasta los 29.900 millones de dólares (26.963 millones de euros), si bien estos aumentaron en la tasa subyacente en un 6,6 por ciento.

Europa Press