Economía

Lunes negro para las bolsas europeas

Ninguna empresa del Ibex 35 ha logrado evitar los números rojos

El mercado se va acostumbrando a los `lunes negros´. La caída de hoy no ha tenido nada que enviarle a aquel fatídico 24 de agosto de 2015 cuando el Ibex perdió cinco puntos, lastrado por China.

El Ibex ha pasado de cotizar por encima de los 8.500 puntos a primera a hora a dar gracias por haber mantenido los 8.000. Al cierre ha perdido un 4,44 por ciento hasta los 8.122 puntos, pasando a cotizar en mínimos desde 2013.

 El resto de índices europeos también han registrado fuertes caídas: DAX alemán cayó 3,3 puntos, el CAC francés le siguió con una décima menos de descenso, el MIB italiano los superó y se quedo a tres de los cinco puntos y la bolsa griega casi alcanza el ocho por ciento.

El sentimiento pesimista se ha instalado y el mercado no termina de escuchar noticias positivas que puedan revertir esta tendencia. Más bien todo lo contrario. Por si China, el petróleo y la política no fueran suficientes, hoy se ha sumado otro factor negativo: Grecia.

Los renovados temores sobre la capacidad de Grecia de hacer frente a los compromisos del tercer rescate y las dudas sobre la solvencia de sus bancos han provocado importantes repuntes en las primas de riesgo periféricas y en todo el sistema bancario.

La prima de riesgo española ha escalado hasta los 153 puntos básicos después de que la rentabilidad de su bono a diez pasara del 1,64 al 1,76 por ciento y de que los inversores buscaran refugio en el alemán, que paga tan solo un 0,22 por ciento.

Números rojos para el Ibex 35

Dentro del Ibex no ha habido ningún valor que haya logrado esquivar los números rojos. Aunque Arcelormittal, Popular o IAG han liderado los densensos con recortes de más de siete puntos, destacan las caídas superiores al seis por ciento para bancos como Santander, Caixabank o Bankia. La entidad nacionalizada, que a inicios de mes se llegó a negociar por más de 1 euro la acción y ahora lo hace a 80 céntimos.

Gamesa ha caído un 6,9 por ciento contagiada del tono negativo del mercado y de la danesa Vestas, una de las principales compañías del sector que hoy ha perdido cerca de diez puntos en vísperas de su presentación de resultados. También se ha sabido que la compañía ha trasladado a los sindicatos que “no se ha materializado ningún tipo de decisión” respecto a un posible acuerdo de venta con Siemens.

Hoy no se le puede echar la culpa al petróleo, que cae pero menos que las bolsas. El barril Brent cedía al cierre en Europa un punto y medio, hasta los 33 dólares el barril.

Felipe López-Gálvez