Política Sectores

Monago señala que no dispuso de seguridad en su vivienda por decisión propia

El presidente del Gobierno de Extremadura, José Antonio Monago, ha afirmado este miércoles que, estando ya en el cargo, durante tres años no dispuso de seguridad en su vivienda particular por decisión propia, mientras que sus predecesores, que sí vivían en la residencia oficial destinada al uso de los presidentes extremeños, tenían además seguridad en sus casas privadas.

Tras asistir a un desayuno informativo de Nueva Economía Fórum en el que ha presentado al alcalde de Badajoz, Francisco Javier Fragoso, Monago ha declarado a los periodistas que ya ha explicado en el Parlamento autonómico lo que se ha invertido en la seguridad de la casa y que los datos están publicados en el Portal de Transparencia.

“Me sorprenden muchísimo algunas informaciones que han salido al respecto, porque los anteriores presidentes de Extremadura que vivían en una residencia oficial tenían además seguridad en sus residencias privadas, y este presidente no vive en una residencia oficial”, ha manifestado Monago, que recientemente anunció que pondrá a la venta el palacio presidencial de Mérida.

El dirigente regional ha explicado que las medidas de seguridad en su vivienda particular se establecieron tres años después de llegar al cargo, a raíz de un intento de robo que puso en alerta a la Secretaría de Estado de Seguridad, y que, al pedir un nivel de seguridad inferior al que le proponía el Ministerio del Interior, el resultado fue que “se redujo por cinco el importe” de esas medidas.

“Si yo hubiera vivido en el casoplón de Mérida, pagado por los extremeños, en mi casa privada se habrían puesto también medidas de seguridad como se le pusieron al señor Vara y al señor Ibarra”, ha dicho en referencia a los expresidentes socialistas Juan Carlos Rodríguez Ibarra y Guillermo Fernández Vara. La diferencia es, según ha precisado, que a ellos “les salía mucho más barato” puesto que no tenían que pagar los recibos o el IBI.

Monago, que ha defendido su decisión de vivir donde le dé “la real gana”, ha señalado también que sus escoltas son “muchos menos” que los que tuvieron sus antecesores porque es “muy austero” y ha aclarado que la garita de su urbanización donde se ubican los policías y los guardias civiles no está pagada con dinero público, sino que pertenece a la comunidad de vecinos.

“YO NO HE VISTO LA NÓMINA DE NADIE”

Respecto a su sueldo, el presidente extremeño ha negado que sea el quinto más elevado de los sueldos de los gobernantes autonómicos. “Eso no es verdad y lo demuestro como demuestro todo en este santo país. El único que demuestra con papeles soy yo pero yo no he visto la nómina de nadie”, ha contestado cuando se le ha preguntado por ello.

Tras indicar que su nómina en neto con los trienios por ser funcionario público asciende a 3.700 euros al mes, Monago ha declarado que “no es lógico” que ahora se diga que es el quinto presidente autonómico que más cobra, porque se ha bajado el sueldo un 5 por ciento y cuando gobernaba Fernández Vara se publicó que era el que menos ganaba.

Por último, ha negado que la deuda pública de Extremadura en la actualidad duplique a la que existía durante el anterior gobierno socialista. “Nosotros recibimos la comunidad autónoma con el segundo mayor déficit de España en 2011” y la deuda “se multiplicó casi hacia el infinito con el señor Fernández Vara“, mientras que con el Ejecutivo del PP ha habido un incremento “mucho menor que en la anterior lesgislatura”, ha afirmado.

EUROPA PRESS