Política Sectores

Montoro presenta hoy los Presupuestos ‘más sociales’

Las comparecencias arrancarán la tercera semana de agosto y el debate la totalidad se prevé para los días 24 y 25  

Cristobal Montoro se va de vacaciones con los deberes hechos. En apenas unos minutos, el ministro de Hacienda y Administraciones Públicas entregará al presidente del Congreso de los Diputados, Jesús Posada, el pendrive, con los Presupuestos Generales del Estado (PGE) para el año próximo. Unos presupuestos inusuales debido al adelanto de fechas dada la celebración de las elecciones generales, que obligan a que las comparecencias arranquen la tercera semana de agosto y a que el debate a la totalidad se celebre los próximos 24 y 25.

Tal y como explicó el presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, en la rueda de prensa posterior al Consejo de Ministros del pasado viernes, la recuperación de la economía española marcada por 8 trimestres consecutivos de crecimiento ha permitido incrementar las partidas destinadas al gasto social -sin incluir el desempleo- un 3,8 por ciento (168.309 millones de euros). Idea ésta en la que la vicepresidenta del Gobierno, Soraya Sáenz de Santamaría puso la impronta, tras la reunión que mantuvo ayer con el titular de Hacienda, “el objetivo es reforzar el estado de bienestar, devolver el esfuerzo a los españoles e incrementar la inversión”.

Será, de hecho, el 53 por ciento del gasto el que se destine a políticas sociales. Más concretamente, las pensiones se llevarán 39 de cada 100 euros del gasto propiciado en parte por la subida del mínimo del 0,25 por ciento para el año próximo a lo que podría añadirse un aumento de la partida destinada al complemento a mínimos.

Sanidad y educación también se verán beneficiadas de este ‘abrir’ la mano del Gobierno. Además del 5,3 por ciento de incremento en el presupuesto del Ministerio que dirige Alfonso Alonso y del aumento del gasto el políticas de dependencia, como informó el ministro Montoro en el Consejo de Política Fiscal y Financiera del pasado miércoles 29 de julio, las Comunidades Autónomas recibirán 7.462,8 millones de euros más que el año pasado. Cuantía de la que deberán reservar parte para el pago de sus deudas y así cumplir con los objetivos de déficit fijados para el año próximo.

Reconocer el esfuerzo

Los presupuestos que se presentan hoy devuelven el esfuerzo del colectivo de funcionarios. La subida del 1 por ciento en las nóminas de los empleados del Estado para 2016, “pone punto y final a la congelación salarial”, afirmó ayer una contundente Sáenz de Santamaría. Así, el Ejecutivo se quiere ganar los favores del funcionariado de cara a las próximas elecciones generales del mes de noviembre, y los presupuestos recogen el reembolso de la paga extra que se les retiró en 2012 y eleva la tasa de reposición al 100 por cien.

El apartado de inversiones también se lleva un buen trozo del pastel presupuestario y ésta se incrementarán hasta los 3.578 millones de euros, un 4,6 por ciento más con respecto a lo presupuestado para este año. Partida que se complementará con la mayor inversión en las empresas públicas. Es el caso del ministerio de Fomento, que según adelantaba ayer la ministra de Fomento, Ana Pastor, a la agencia Europa Press “el ministerio y sus empresas públicas contarán con el próximo año con un presupuesto que superará los 10.000 millones de euros”, casi 500 millones más que en 2015, cuando se incrementaron un 6,6 por ciento.

Con respecto a la partida destinada al pago de la deuda 10 de cada 100 euros tendrán éste como objeto principal. Cabe destacar que España se ahorrará más de 2.000 millones en el pago de intereses por la financiación de la deuda (5,6 por ciento), lo que junto a la reducción del número de prestaciones por desempleo han permitido rebajar el techo de gasto un 4,4 por ciento (5.666 millones de euros), hasta los 123.394 millones.