Noticias

Carbó: "España no necesita un rescate"

Santiago Carbó, Catedrático de Análisis Económico de la Universidad de Granada y asesor de la Reserva Federal de Estados Unidos, cree que hay que dejar de utilizar la palabra intervención porque nos hace daño como país en los mercados internacionales. Aunque considera que la subida de la prima de riesgo es preocupante, cree que para que nos intervengan “se tienen que acumular con una gravedad enorme los problemas fiscales, financieros y macroeconómicos". Insiste, por tanto,en que  España tiene dificultades, pero “no está en una situación insostenible”.
 
En este mes de abril, España tiene 24.000 millones en vencimientos y preguntado cómo se hará frente a ellos, teniendo en cuenta que la financiación a 10 años está en el 6%, Carbó explica que al haber alcanzado los 430 puntos de prima de riesgo, el mercado se torna “muy difícil para la deuda pública y se cierra para la privada”. Ante este preocupante escenario el catedrático llama a tomar las decisiones adecuadas, para conseguir que  la prima de riesgo se relaje. Deja, incluso, la puerta abierta a que el Banco Central Europeo (BCE) pueda volver a comprar deuda española. En caso de no darse este escenario, el experto  sí contempla un empeoramiento de la situación, pero , a pesar de todo, Carbó recuerda que no somos novatos ante este escenario, advirtiendo además que se han impuesto unas medidas en Europa (como los préstamos del BCE) que aliviaron la situación, en otras ocasiones.

Respecto a la fase de desconfianza en la que nos encontramos ahora, prevé que no tiene por qué ser permanente e insiste en que “tomando determinadas decisiones el mercado lo entenderá”.
 
Para Carbó, el Gobierno ha tomado decisiones que han ido en la “dirección correcta” pero ha echado en falta un panorama más completo, esperaba que con los Presupuestos Generales del Estado, "hubieran venido los ajustes de las autonomías y todos los planes que tenemos". Insiste en que "sería bueno que se hicieran proyecciones de consolidación fiscal a tres o cuatro años vista, que fueran creíbles”, porque a su juicio, “serían valoradas por nuestros socios”.

DESCONFIANZA HACIA ESPAÑA

Santiago Carbó ha analizado la situación en la que se encuentra nuestro país, explicando que “en este momento los mercados y los socios ven que queremos hacer muchas cosas pero no tienen claro si lo podemos lograr, ni este año ni los próximos”; por esta razón, insta a una mejor comunicación y a “explicar bien la consolidación fiscal”, además de creer imprescindible “acelerar e intensificar la hoja de ruta que tenemos”, porque la situación económica y los mercados nos lo exigen.
 
Ante esta falta de discurso armonizado y proyecto global del Gobierno de Mariano Rajoy hacia Europa, la falta de un proyecto global por parte del Gobierno hacia Europa, el asesor de la Reserva Federal de Estados Unidos añade que es necesario “un gran acuerdo nacional entre los partidos políticos”, para dar credibilidad.

Santiago Carbó explica que uno de los problemas que ven tanto nuestros socios como los mercados es la posible disputa entre el Gobierno central, las CCAA (aunque sean del mismo partido del Ejecutivo) y el partido de la oposición. Cree que esta situación de discordancia “no es deseable” y aunque, reconoce que “la cuna política” sea así por definición sería muy conveniente que en los grandes temas y en la trayectoria de los próximos años se llegara a un acuerdo de Estado.
 
DEUDA PRIVADA Y FAMILIAR

 
Reconoce sentir "miedo" al hablar de quita o reestructuración en lo que al problema de deuda privada que padece  nuestro país se refiere. Responde así, a la solución planteada por el FMI el pasado martes, y cree que aunque en la teoría podría funcionar, “puede generar muchos problemas en los mercados el querer reestructurar la deuda privada española".