Noticias

La economía centra un debate que resucita a Obama

El empleo ha sido la cuestión que ha abierto el debate, un cara a cara en el que se han expuesto los dos modelos diferentes de país que propone cada candidato. Mitt Romney ha echado en cara a Obama la deriva de la tasa de paro, que ha llegado a alcanzar el 10%. El presidente ha reprochado al republicano que utilice este dato como arma arrojadiza cuando él dijo que quería dejar que Detroit, donde se concentra la industria del automóvil estadounidense, quebrara. Además, Obama ha aprovechado la ocasión para recordar que en los últimos 30 meses ha creado 5 millones de puestos de trabajo.

La política fiscal también han centrado gran parte del debate. Si Romney ha asegurado que no va a subir los impuestos a los que más ganan, Obama ha prometido seguir con su política de recorte de tasas a las clases medias. El demócrata ha recordado a la audiencia que Romney solo paga un 14% de impuestos. “Por eso quiere mantener bajas las tasas sobre las ganancias del capital”, ha afirmado.

LIBIA O INMIGRACIÓN, OTRAS CUESTIONES

Ya en la última pregunta, el actual presidente ha sacado a la palestra el famoso vídeo en el que Romney calificaba al 47% de los estadadounidenes como víctimas. El modelo energético, los atentados contra la embajada estadounidense en Libia o la inmigración han sido otras de las cuestiones de un debate que, según las primeras encuestas, han devuelto a Obama a la carrera presidencial. Según CNN, el 46% de los consultados inmediatamente después del careo ha apuntado que Obama ha ganado la contienda verbal, mientras que el 39% ha señalado a Romney como el triunfador de la noche.