Noticias

La economía germana se ralentiza en el tercer trimestre

La economía alemana creció en el tercer trimestre del año un 0,3 por ciento, impulsada ante todo por las inversiones y el consumo interno, informó hoy la Oficina Federal de Estadística (Destatis) confirmando estimaciones anteriores que había hecho con base en cifras provisionales.

Las inversiones en equipo crecieron, con respecto al trimestre anterior, un 0,5 por ciento mientras que las inversiones en el sector de la construcción subieron incluso un 2,4 por ciento. El gasto público, por su parte, subió un 0,5 por ciento y el consumo privado un 0,1 por ciento.

Pese a que la economía alemana se mantuvo en la senda del crecimiento, las cifras del tercer trimestre representan una ralentización con respecto al periodo anterior cuando el PIB germano tuvo una subida del 0,7 por ciento. La ralentización fue atribuida por Destatis a que, por una parte, desaparecieron los efectos primaverales, cuando se hicieron muchas inversiones que habían sido aplazadas por el invierno. Por otra parte, la dinámica del comercio exterior frenó el crecimiento. En comparación con el mismo periodo de 2012 el PIB creció un 1,1 por ciento.