Noticias

Europa abre la puerta a adaptar los objetivos de déficit para España

Así lo afirmó Rehn en la rueda de prensa para analizar las previsiones de invierno de Bruselas, donde explicó que la decisión sobre posibles sanciones o variaciones de los objetivos se tomará en primavera, con los datos consolidados de Eurostat.

Asimismo, advirtió a España de que "es imperativo" seguir con las reformas para que el ajuste permita más crecimiento económico y empleo, lo que permitiría aliviar las finanzas públicas. Sobre el empleo, denunció que el nivel de paro en España es "inaceptable".

Con respecto al déficit del 10,2% en 2012, contemplado por Bruselas en sus previsiones de invierno, incidió en que debe tenerse en cuenta que un 3,2% procede de las ayudas a la banca.

Según la normativa vigente, los países inmersos en procesos por déficit excesivo, pueden obtener modificaciones en los programas de reducción del déficit si se realiza el esfuerzo fiscal recomendado, excluyendo ajustes puntuales y cíclicos, y si se produce una desaceleración inesperada del crecimiento con impacto en las finanzas públicas.

A este respecto, Rehn sostuvo, sobre España, que "parece que el esfuerzo estructural y fiscal se ha acometido y que también ha habido problemas inesperados en el crecimiento".

"Vamos a tener que verificar esto en las próximas semanas y en los próximos meses y en su debido momento veremos si es necesaria una expansión del tiempo para reducir el déficit", prosiguió.

"Es muy pronto para decirlo", reiteró Rehn al ser preguntado por una prórroga del plazo, y argumentó que "toda revisión de los objetivos de déficit no se puede basar solamente en esta previsión y hace falta más información".

El programa de reducción del déficit para España exige un máximo del 6,3% en 2012, del 4,5% en 2013 y del 2,8% en 2014. Según las previsiones presentadas este viernes por Bruselas, España cerró 2012 con un 10,2% (alrededor de un 7% sin las ayudas a la banca), lo hará en 2013 con un 6,7% y en 2014 con un 7,2%.