Noticias

De Guindos y el 'mobbing' financiero al Banco de España

En lugar de escuchar el consejo del – por entonces – gobernador del Banco de España, Guindos optó por buscar la opinión de los tres banqueros más importantes en España. La ronda de reuniones entre Botín, González, Fainé y el titular de Economía, fueron en realidad una ronda de expertos que, en todo momento, ignoró la opinión de MAFO. 

Es más, el propio Fainé declaró ante el juez que no le sorprendió que en los encuentros no estuviera presente Ordóñez. Según el presidente de CaixaBank, el gobernador del BdE perdió – desde la fusión las cajas – el control de la crisis de Bankia.

A pesar de que el propio De Guindos anunció que España pediría un rescate bancario a Bruselas el 9 de junio de 2012, esta posibilidad ya comenzó a prepararse antes del mes de mayo, bajo la 'supervisión' de los presidentes de las tres entidades más grandes del país. Guindos tan sólo utilizaba el Banco de España para extender avales a las cajas que habían sido rescatadas con anterioridad.

El ministro tan sólo esperó a que el mandato de Ordóñez expirara para 0cesarle de manera oficial.

Sin embargo, lejos de dar un papel más activo al nuevo responsable del supervisor, Luis María Linde; De Guindos optó por seguir dejando al Banco de España en un segundo plano, jugando un papel testimonial en el avance de la situación del sector financiero español.