Noticias

Mesa de Turismo: "El mero aviso de huelga en Iberia pone en peligro el sector"

En una jornada decisiva para evitar los paros en empresas del sector turístico tan importantes como Iberia o Renfe, desde la Mesa de Turismo lo tienen claro: "sería una noticia terrible que las huelgas se confirmara en esta fecha". Para el secretario general de la entidad, Félix Arévalo, cree que estos paros afectarían no sólo al movimiento de la gente sino al turismo y a su imagen. "Podría poner incluso en riesgo la existencia de Iberia", avisa antes de pedir que "esta conjunción de maleficios" sea resuelto por alguien.

Y es que aunque cree que no se provocarían daños irreparables, sí que serían "gravísimos". "Ante una legislación tan dura, firme y acertada en materia de derechos de viajeros, los grandes touroperadores no quieren problemas con países que les pueden ocasionar demandas millonarias", explica Arévalo. por ello considera que "el mero aviso de la huelga pone ya en riesgo el movimiento de turistas".

Falla la demanda nacional

"Cuando se dice que el sector turístico va muy bien, se refiere a la demanda extranjera, pero olvida la nacional", denuncia el secretario general de la Mesa de Turismo. Y aunque reconoce que podemos estar orgullosos de la fidelización que se ha conseguido de los clientes extranjeros, en los pequeños puentes la demanda extranjera no tiene significación. "Con la bajada tanto en número de turistas como en el gasto, se están viendo afectadas de manera seria las empresas relacionadas con el sector".

Ante esta situación, Félix Arévalo, cree que la mejora del turismo no vendrá hasta que se encuentre una solución a la situación económico nacional. "Todas las cifras de los grandes economistas nos hablan de una ligera recuperación en el 2013, así que esperamos que la temporada veraniega del año que viene se empiece a notar la recuperación". Eso sí, cree que "si el rescate no es necesario, evidentemente no habría que pedirlo".

Finalmente, de cara a Navidades, Arévalo no lanza las campanas al vuelo y cree que se mantendrá la tendencia de los últimos meses. Eso sí, siempre quedará la incertidumbre ya que, recuerda que "una de las notas que se están apreciando es que las reservas no se hacen con antelación sino que se esperan a las vísperas para decidir el viaje".