Noticias

“La percepción sobre la deuda española está cambiando en el extranjero”

El Tesoro Público ha vendido este jueves 1.290 millones de euros en obligaciones a diez años con un cupón del 4,632%, por debajo del 4,919% de la última subasta similar. Es el tipo de financiación más bajo para estas obligaciones desde 2010. Además, el Tesoro ha colocado 1.381 millones de euros en bonos a tres años y con un interés del 2,81%, frente al 3,04% de la subasta precedente. Los 2.043 millones de euros restantes los ha vendido la institución en bonos a cinco años, también con un interés a la baja: del 3,579% de la colocación anterior al 3,286% de este jueves.

Fernando Luque, editor en España de Morningstar, ha valorado positivamente la subasta de este jueves, tal y como viene haciendo con las últimas ocasiones en las que el Tesoro ha acudido al mercado a financiarse. Según Luque, las rentabilidades que está otorgando España son de un gran atractivo para inversores de países como Alemania y Japón y, aunque destaca que no existe una garantía real por parte del Banco Central Europeo que otorgue seguridad plena sobre esas inversiones, el discurso pronunciado por su presidente, Mario Draghi, el pasado verano, sí ha hecho cambiar la percepción que tiene la deuda española en el extranjero. “La percepción extranjera ha cambiado y eso está favoreciendo claramente las subastas del Tesoro Público”, apostilla Fernando Luque.