Noticias

Rajoy evita hablar de los ERE de Andalucía y Bárcenas al mismo tiempo

Rajoy se expresó así en una rueda de prensa en Berlín, donde acudió para participar en una cumbre convocada por la canciller de Alemania, Angela Merkel, sobre la lucha de la Unión Europea contra el paro juvenil.

El jefe del Ejecutivo y presidente del PP mantuvo su postura habitual sobre Bárcenas, al no querer pronunciar su nombre y al evitar referirse al proceso judicial abierto contra el extesorero en la Audiencia Nacional, por el que está ingresado en la cárcel madrileña de Soto del Real.

Rajoy tampoco quiso hablar sobre la imputación de la exministra de Fomento y exconsejera de Economía de la Junta de Andalucía, Magdalena Álvarez, en el caso de los ERE a pesar de que en otras ocasiones ha cargado duramente contra el escándalo de corrupción que salpica al PSOE andaluz.

"En relación a las personas por las que me pregunta creo que no es bueno interferir en las actuaciones judiciales", replicó Rajoy a la pregunta de una periodista española que se había interesado al mismo tiempo por la situación de Luis Bárcenas y Magdalena Álvarez. "Siempre soy respetuoso", comentó Rajoy de forma escueta para no entrar en detalles.

ZANJA EL 'CONFLICTO' CON MORALES

Por otro lado, Mariano Rajoy, defendió como algo "lógico" que España autorice una escala técnica en Canarias del presidente de Bolivia, Evo Morales, con su avión y tachó de "articicial" la polémica diplomática que se ha suscitado a raíz del 'caso Snowden'.

Rajoy hizo estas declaraciones en una rueda de prensa en Berlín, donde acudió para participar en una cumbre convocada por la canciller de Alemania, Angela Merkel, sobre la lucha de la Unión Europea contra el paro juvenil.

Preguntado sobre la controversia del 'caso Snowden', Rajoy confirmó que el Ejecutivo piensa "autorizar" al presidente de Bolivia a que haga una parada técnica en las islas Canarias, pese a las sospechas iniciales de que dentro de su avión podría viajar el colaborador de los servicios secretos de Estados Unidos que ahora está acusado de traición y sobre el que existe una petición de detención y extradición a Washington.

"Lo que importa es que Snowden no va en ese avión", señaló Rajoy después de las consultas realizadas por España. "Por lo tanto, ese debate que se ha producido al final es un debate artificial".

Rajoy minimizó la polémica al pedir respeto para la parada de avión de repostaje "o lo que tenga que hacer" que ha solicitado Evo Morales en un aeropuerto de Canarias y recalcó que es "lógico" que el Ejecutivo de España lo permita.