Noticias

La producción de vehículos en España cae un 30% desde el inicio de la crisis

La producción de vehículos española ha registrado una caída del 30% desde el inicio de la crisis en 2007, según un informe elaborado por CESCE sobre el sector automoción. La producción prevista para 2012 tampoco refleja indicios de cambio inmediato: ésta se situará en menos de dos millones de unidades, retrotrayendo la producción de vehículos al año 1993, lo que provocará la salida de España de la lista de los 10 mayores productores de vehículos del mundo, según datos de la Asociación Española de Fabricantes de Automóviles y Camiones (ANFAC).

 

Los motivos de esta caída pueden explicarse en el debilitamiento de los mercados exteriores tradicionales (UE) y a un mercado interno español que continúa deprimido a causa de la crisis económica. Por otro lado, CESCE afirma que distintas previsiones apuntan que las matriculaciones en España descenderán a una cifra comprendida entre las 700.000 y las 750.000 unidades en 2012, lo que seguirá afectando a la distribución de vehículos en concesionarios.

A pesar de que el Plan PIVE del Gobierno está dinamizando las reservas de coches, su impacto será limitado, al tener una dotación de tan solo 75 millones de euros, lo que equivale a un total de 75.000 operaciones. Sin embargo, se prevé que incrementará las cifras de matriculaciones en los meses de noviembre y diciembre, moderando el descenso previsto de las ventas en 2012.

 

Para CESCE, España tiene la capacidad suficiente para alcanzar de nuevo la cifra de tres millones de unidades producidas, algo que ya logró en 2000, 2003 y 2004. Con el objetivo de reactivar la industria de la producción de vehículos y volver a registrar dicha cifra, ANFAC ha presentado el “Plan 3 Millones”.

El “Plan 3 Millones” propone diversas medidas que incrementarían la competitividad de la industria en toda la cadena de valor y dinamizarían tanto las exportaciones como el mercado nacional, permitiendo aumentar la producción en un millón de vehículos, crear 73.000 nuevos puestos de trabajo, incrementar el PIB español en un 1% y elevar las exportaciones en un 4%.

 

Entre estas medidas destacan la mejora de los corredores ferroviarios de trasporte de mercancías y conexiones de puertos y carretera, la supresión del impuesto de matriculación, apoyo a la inversión en I+D+i y la reducción del coste energético.
En cuanto a producción y exportación, el hecho de que los OEM’s hayan asegurado el futuro de las plantas con nuevos modelos, garantiza el futuro de la industria auxiliar española. Sin embargo, las menores matriculaciones en Europa podrán perjudicar a las empresas cuyas ventas están únicamente enfocadas al mercado europeo, obligando a nuevos ajustes en su estructura productiva.