Noticias

BMN propone un nuevo plan de reestructuración en su negocio

La semana pasada se produjo en Madrid una reunión informativa entre la entidad y los representantes sindicales, en la que el grupo comunicó su nuevo plan de viabilidad. Este proyecto ha sido negociado previamente con las autoridades económicas y es consecuencia de los datos reflejados hace unos meses por la auditoría de Oliver Wyman. Según sus cálculos, BMN necesitaría un capital de 2.208 millones de euros para afrontar un escenario económico adverso.

 

Según apuntan los sindicatos, la necesidad de obtener capital líquido habría sido la razón que ha llevado a la dirección del banco a presentar esta nuevo plan de viabilidad, ya que tales ingresos no se podrían cubrir a través de capital privado. Por ello, la entidad va a formalizar la incorporación pública en su capital social en un 60% a través del FROB y el traspaso a la Sareb de 11.753 millones de euros en activos inmobiliarios. Además, BMN traspasará al Banco Sabadell su negocio en Catalunya y Aragón, con un total de 2.003 empleados y 462 oficinas.

Al margen de todo esto, Banco Mare Nostrum acometerá ese nuevo plan de reestructuración, que contemplaría el despido de 867 trabajadores y el cierre de 107 oficinas. Con esta reducción, la entidad espera disminuir su capacidad instalada a la mitad con respecto a la actividad conjunta inicial del grupo en 2010.

En las dos reestructuraciones acometidas con anterioridad, BMN puso en la calle a 1.059 y 150 trabajadores, respectivamente. En la actualidad, el grupo tiene en plantilla unos 5.000 empleados, sin contar con los integrantes de Caixa Penedés que se incorporan ahora al negocio del Sabadell.