Noticias

Oficemen: “Hay que seguir construyendo viviendas pero con calidad y sostenibilidad”

Isidoro Miranda, presidente Oficemen y director general de Lafarge, ha reconocido que el sector del cemento atraviesa un momento complicado. De hecho, dice no ver todavía brotes verdes y que los puntos de inflexión del sector son todavía negativos: “en lo que llevamos de 2013 hemos caído un 24% y esperamos que a final de año la caída sea de un 21%. Si es cierto que se está ralentizando la caída, pero lo que necesitamos es crecer”. Así, de cara al futuro ha confiado en que la caída acabe al año que viene y que sea entonces cuando vuelvan a repuntar. Así, desde la patronal del cemento confían en poder estabilizarse en un ritmo de consumo de 20-25 millones toneladas al año.

Dado que la construcción de vivienda supone el 25% del consumo de cemento, Miranda confía en este sector para salir adelante. Eso sí, con condiciones: “200.000 viviendas nuevas al año son suficientes para regenerar el parque, y se tienen que construir con más planificación y sostenibilidad”, ha señalado. Además, desde Oficemen apuestan claramente por la rehabilitación: “si logramos reducir el consumo energético y eléctrico, lograremos que la dependencia energética clásica de España se reduzca y podamos dedicar los esfuerzos a otras cosas”. 

Aunque reconoce que se trata de una planificación a largo plazo y que ahora todo el mundo se mira el bolsillo, confía en que “en cuanto la confianza vuelva a todos y cada uno de nosotros, el país empezará a ir mejor”. Además, cree que se debería apoyar con fuerza este proyecto de rehabilitación de edificios:hay países como Francia donde la rehabilitación de la vivienda tiene un IVA superreducido”, ha puesto como ejemplo.

Infraestructuras públicas

Isidoro Miranda también se ha referido a la obra pública: “prácticamente el 70% de los recortes presupuestarios vienen de la reducción de infraestructuras. Es injusto pero es la realidad”, ha explicado. Pese a estos recortes, el presidente de Oficemen cree que todavía hay margen para construir en materia ferroviaria de alta velocidad: “falta, por ejemplo, la Y vasca o la conexión entre Barcelona y Valencia”. Y es que cree que la construcción de infraestructuras supone movimiento económico y, con ello, más crecimiento.

Ente esta situación, el sector del cemento español está centrando los esfuerzos en la exportación: de hecho, durante el 2012 se exportado 6 millones de toneladas, frente al consumo nacional de 12 millones. “Es una reacción normal de las empresas de intentar pasar este momento tan difícil”, ha señalado Miranda antes de añadir que durante años se abandonó la exportación de cemento y ahora se está recuperando poco a poco. 

Y para seguir construyendo y exportando, Miranda ha marcado comofundamental” mantener la competitividad, algo en lo que trabajan las empresas del sector, que han tenido que hacer frente a una pérdida importante de puestos de trabajo. “Pero este ajuste no sólo pasa por el empleo. En competitividad interna, el 24% de los combustibles que se consumen en cementeras son fósiles, un reflejo de que la industria se está molestando en reducir sus costes, ha señalado el presidente de Oficemen.