Noticias

Sacyr busca a la desesperada refinanciar su deuda antes del jueves

Al parecer, la constructora estaría negociando con sus entidades financieras un acuerdo de refinanciación de su deuda y que pasaría por aplazar tres años el pago de 2900 millones de euros asociado a su participación en Repsol.

Como contraprestación, el grupo pone como garantías del nuevo préstamo a las tres filiales que no son de construcción (Vallehermoso, Testa y Valoriza), y por supuesto, las propias acciones de la petrolera. La idea, además de aplazar el pago, sería amortizar parte de la deuda con la venta de alrededor de un 8% de la participación total que tiene en Repsol.

Una venta que le reportaría unos 2200 millones de euros a tenor de la cotización de sus títulos en los últimos días. El tiempo corre en contra de la constructora quien querría cerrar este acuerdo antes del próximo jueves, fecha en la que se reune el consejo de administración. El crédito que solicitó Sacyr a los bancos para alcanzar el 20% que tiene en Repsol vence el próximo 21 de diciembre.