Sectores

Las sombra de Gao Ping lastra el comercio chino en España

La comunidad china trasladó a la delegada su preocupación por el daño que ha sufrido su imagen como consecuencia de las investigaciones llevadas a cabo en el marco de la 'Operación Emperador', a pesar de que esta comunidad ha condenado todas las actividades delictivas y contrarias a la normativa española y europea.

La delegada del Gobierno en Madrid, Cristina Cifuentes señaló que "es injusto que se pretenda descalificar al conjunto de la comunidad china, que realiza una importante actividad empresarial, comercial y cultural en la Comunidad de Madrid, por determinados casos puntuales, como puede ser la 'Operación Emperador'".

Destacó la colaboración prestada por los miembros de la comunidad china en la prevención de la delincuencia en determinadas zonas de Madrid, poniendo como ejemplo su participación activa en la elaboración del Plan para la Mejora de la Seguridad y la Convivencia en el madrileño barrio de Lavapiés.

Según los empresarios chinos, las ventas han disminuido en una media del 70 por ciento en el Polígono Cobo Calleja tras el desarrollo de esta operación, lo que se suma a su preocupación por la seguridad ciudadana en la zona.

MÁS VIGILANCIA

Precisamente, en relación con la seguridad ciudadana en el polígono Cobo Calleja, donde se sitúa la mayor concentración de empresas comercializadoras al por mayor de productos de origen chino de Europa, la delegada del Gobierno señaló que "existe permanentemente un dispositivo especial de vigilancia a cargo de la Comisaría de Fuenlabrada, que está actuando muy eficazmente en la lucha contra la delincuencia, y que se va a potenciar incrementando la colaboración con la Policía Municipal".

Cifuentes destacó la necesidad de coordinar los esfuerzos de todos para mejorar la seguridad ciudadana en este ámbito, "teniendo en cuenta que se trata de un polígono de grandes dimensiones, donde existen 1.200 naves industriales, en las que trabajan más de 3.000 personas".

Además, anunció que se potenciarán los dispositivos de vigilancia en el municipio de Parla y en distrito de Usera, donde también se aprecian problemas de seguridad.

A la reunión, que tuvo lugar en la sede de la Delegación del Gobierno, asistieron en representación de la comunidad china, entre otros, el secretario general de la Asociación de Chinos en España, la presidenta de la Asociación Cultural Nihao, el presidente de la Asociación de Qingtianeses y el director del Centro Educativo y Cultural Han. En la Comunidad de Madrid residen 50.000 ciudadanos de origen chino.