Noticias

Triste final

 

El gran partido de nuestro número uno, David Ferrer, ante Tomas Berdych nos hizo soñar con el triunfo de una nueva Copa Davis. El alicantino cerraba ante el checo una temporada de en sueño, con una trabajada y complicada victoria, y dejaba la eliminatoria en manos de Nicolás Almagro, quien en el quinto partido ante Stepanek estaba llamado a ser el héroe de la sexta ensaladera, pero desafortunadamente no fue así. El murciano estuvo ausente durante todo el partido, demostrando que su nivel de juego no podía superar a un crecido Radek Stepanek que, hermanado con su afición, regaló la victoria a su país y asciende seis puestos en el ranking ATP.

 

El O2 de Praga no pudo ser el escenario de la sexta ensaladera de la Armada Española…pero sí de la discusión y separación del capitán de la selección, Alex Corretja, y de uno de los jugadores más veteranos del grupo…como es Feliciano López. El pasado jueves, día antes del comienzo de la eliminatoria en la capital checa, el toledano realizó una serie de declaraciones en las que se mostraba muy sincero, y en las que afirmaba que la decisión en la elección del equipo de Corretja no era la más idónea. Estas palabras de Feli, no sentaron bien al capitán, que tras la derrota de Almagro reavivó el fuego.

 

Ahora, el tenis español queda dañado y dividido. Tanto Feliciano López como Alex Corretja deben pensar en el bien común, aceptar la derrota con dignidad, y afrontar la próxima temporada de la mejor forma posible. Además, si todo sale como debe, Rafa Nadal estará en perfectas condiciones para ayudar en el próximo curso a la Armada Española a conseguir esa ansiada sexta Copa Davis.