Noticias

Momentos delicados para los mercados de inversión

Para almas bursátiles con corazones delicados, se aproximan marejadas complicadas. Los síntomas recogidos durante las últimas sesiones no son nada optimistas de cara al corto plazo. Toca apretarse los machos, tomarse un relajante y ver como actúa el mercado. Sin prisas pero sin descuidos. Los acontecimientos políticos afectan sobremanera a los soportes bursátiles. Incertidumbre política, conlleva irrevocablemente inestabilidad bursátil. Los mercados no pueden abstraerse del entorno euro y necesita cierta estabilidad para poder mirar al largo plazo con optimismo. Sin esas sensaciones de estabilidad, resulta casi imposible mirar más allás de las próximas sesiones.

 

El posible rescate a Portugal y las primas de riesgo de España e Italia, desestabiliza la tendencia alcista que venía anunciando el DAX en los últimos meses. La bolsa de Frankfurt no mejora sus previsiones debido a la inestabilidad de los países periféricos de la zona euro, marcando a corto plazo claras señales de venta.

 

El Ibex 35 sigue marcando nuevos puntos de soporte, que parecen no tener freno. Ya estamos en niveles delicados, y el próximo soporte se situaría en los 7.300 puntos y habrá que vigilarlo por si se vuelve a perder y salir por partes aplicando Fibonacci.

 

Los índices estadounidenses se presentan algo más optimistas pero sin tirar cohetes. A corto plazo se mueven en tendencia bajista, para no desmarcarse en exceso de sus homónimos europeos, pero tanto Nikkei como S&P 500 presentan síntomas alcistas a largo plazo, algo nada despreciable con los tiempos que corren.

 

En definitiva, hay que aguantar la volatilidad y saber seguir comprando por partes. La liquidez es un as en la manga muy cotizado en la actualidad, que nos puede ayudar a afrontar las próximas sesiones con la calma que precisan.