Noticias

Por si acaso, aprendan sueco

 

Porque a lo mejor eso de volver a ser un país de playa, sol, paella y toros no nos sienta tan mal. Ahora les cuento, si puedo, qué es lo que me lleva a ese planteamiento, porque es así como enrevesado. Lo intento y ya luego ustedes me dicen qué tal me salió la carambola.

Resulta que el dinero evadido por las grandes fortunas a paraísos fiscales es cinco veces mayor que el PIB de EEUU y Japón juntos, según nos ha revelado el ex economista jefe de McKinsey. No sé en otros países, pero en España no se puede culpar solo a las grandes fortunas. Ser un pícaro está en la idiosincrasia nacional. Por ejemplo: aquí se hace la vista gorda con unos tres millones de falsos autónomos. Los datos de Hacienda y Seguridad Social no se cruzan, porque si se hace el sistema estalla. Y como esas, por cientos. A chapuzas no hay quien nos gane.

 

Así que puestos a ser auténticos y genuinos, seamos también honestos. Acabaremos siendo intervenidos, saliendo del euro, y el tiempo nos dará la razón a los que ahora nos llaman locos. Será un desastre nacional, pero reactivará nuestras fuentes de ingresos de toda la vida: el turismo y el cachondeo. Y ahí ya me dirán ustedes si no puede haber economía sumergida. Tanto dar vueltas para llegar de nuevo a los años 60. Por si acaso, aprendan sueco.