Noticias

¡A las trincheras!

 

Está dispuesto a dar la batalla para demostrar que la situación del Banco de Valencia no es culpa suya. Por ello ha decidido impugnar el último Consejo de Administración de BFA, en el que se exigía una auditoría sobre la valoración del Banco de Valencia antes de la fusión con Caja Madrid y el resto de entidades.

Olivas ya dimitió como Vicepresidente de BFA cuando el Banco de España tuvo que intervenir el Banco de Valencia, que acaba de empezar su proceso de subasta. Sin embargo, el papel que juega ahora mismo el presidente de Bancaja, es el de impedir que Rodrigo Rato pueda seguir sumando influencia en el accionariado de la entidad. Se atrinchera el valenciano frente al asturiano, que no ha sabido durante este año capitanear una nave que hace aguas por todas partes.

Y lo que es peor. Ya se habla de que Rato podría estar pensando en abandonar el barco –cual capital Schetino al frente del Concordia- fichando por el primer bote salvavidas que pase por delante. Ahora, que la culpa no es toda suya. Las Cajas de Ahorro eran auténticos reinos de taifas que, tras las fusiones, no están dispuestos a perder sus cuotas de poder. De aquellos polvos, vienen estos lodos… Y otros que aún no nos han llegado.