Opinión

Presidente sirio, Bashar Al-Asad ¡Despedido!

La guerra de Siria sigue su curso, comenzó el pasado 2011 y sin haber frenado, ni haber llegado a un acuerdo en la actualidad, los peor parados dentro de este conflicto son los más pequeños de la población. Un primer informe de Naciones Unidas ha analizado el impacto del conflicto entre la población más joven. Dice el informe que en Siria se está abusando sexualmente de los niños, están siendo reclutados por la oposición como combatientes, torturados y usados como escudos humanos.

Las torturas que están sufriendo son atroces. Los métodos que se están usando para ensañarse con esta parte de la ciudadanía son terribles, se incluyen palizas con cables de metal, fustas, y bastones de madera. Extracción de las uñas de las manos y de los pies. La violencia sexual como método de intimidación, junto a la violación y amenaza de violación. Así como la obligación de que vean a sus familiares morir y ser torturados.

El presidente de Siria debería atender a esta población que es el colectivo más vulnerable de este enfrentamiento, así como atender a los Derechos Universales de los Niños aprobados en el año 1989.

La guerra civil en Siria, que el Gobierno tilda de terrorista, enfrenta al ejecutivo de Bashar Al-Asad junto al ejército y a los grupos rebeldes de oposición, que acusan a Al Asad de opresión.