Empresas Sectores

Repsol se desploma y perderá en torno a 1.200 millones de euros

La compañía ha provisionado de forma “extraordinaria” 2.900 millones en pérdidas

Repsol cae en picado. Prueba de ello son las provisiones contables extraordinarias por 2.900 millones de euros que ayer aprobaba la compañía que preside Antonio Brufau. El motivo los 1.200 millones de euros en pérdidas netas estimadas que le costará el desplome del precio del crudo, que ha caído un 70 por ciento en el último año y medio.

Pese a ello el beneficio neto ajustado del grupo será un 8 por ciento superior al del año 2.014 y se prevé alcance los 1.850 millones de euros. En cuanto al resultado neto ajustado del cuarto trimestre del pasado año de la petrolera se situará en unos 450 millones de euros, lo que representa un aumento de más del 20 por ciento respecto al último trimestre de 2014.

Como viene siendo habitual quienes más sufren los caprichos del empecinado Brufau son los pequeños accionistas quienes con el corazón en un puño ven como cada día el precio de sus acciones cae en picado. Un 40 por ciento en apenas cuatro años. Así en enero de 2012 éstas cotizaban a 22,85 euros y el miércoles lo hacían a menos de 10.

Ante tal hecatombe la compañía insiste en su capacidad de reacción y afirma que las cuentas de resultados “podrán revertirse positivamente cuando cambie el escenario de precios”. Además no consideran que se haya producido una mala gestión sino que ésta se ha producido en un contexto de “intensa y continuada caída de los precios del crudo y gas, por lo que Repsol ha profundizado en la aplicación de sus planes de generación de sinergias, mejora de eficiencias, desinversión de activos no estratégicos y reducción de inversiones”.

El grupo señaló que estos saneamientos “podrán revertirse positivamente en las cuentas de resultados de próximos ejercicios, cuando cambie el escenario de precios”.

Reducir las inversiones

Según han informado varios medios de comunicación además del 38 por ciento previsto, Repsol reducirá en un 20 por ciento adicional las inversiones totales para el ejercicio 2016, dejando las inversiones para el próximo año se situarán en torno a los 4.000 millones euros.

Por otra parte, además de las desinversiones que ya se están produciendo, la últimas el negocio de gas canalizado en el norte de España y Extremadura y la participación en Eagle Ford,  la petrolera también ha acordado acelerar y aumentar las sinergias derivadas de la integración de Talisman, y profundizar en el programa de eficiencias.

Con ello se estima un ahorro de 1.100 millones de euros, mas del 50 por ciento del objetivo incluido en el plan estratégico a alcanzar en 2018.