Nacional

Solo hay 7 millones de contadores de luz inteligentes instalados en España

El presidente de la Comisión Nacional de los Mercados y la Competencia (CNMC), José María Marín Quemada, advirtió este martes de la falta de contadores inteligentes ante el nuevo sistema de fijación de precios de la electricidad, cuya ampliación de dos meses para su aplicación es “normal”, y sostuvo que de los 7 millones instalados en España “no están conectados casi ninguno”.

Durante un desayuno informativo organizado por Europa Press en Madrid, Marín Quemada señaló que hay 17 millones de consumidores “afectados potencialmente” por el asunto de los contadores inteligentes, necesarios ante el nuevo mecanismo de fijación de precios de la luz.

Marín Quemada explicó que desde el año 2009 “sólo” hay 7 millones de contadores instalados en España, por lo que “se han instalado bastante menos de la mitad”, y “no están conectados casi ninguno”, además de que “bastante más de la mitad son nuevos”, algo que desde un punto de vista tecnológico conlleva “dificultades”.

El organismo, que ya se refirió en su informe sobre el nuevo mecanismo de fijación del precio de la luz a la falta de estos aparatos digitales, ha abierto además una investigación sobre la situación de estos contadores.

Por ello, consideró que “se requiere un plazo de tiempo para poner en marcha todo ese procedimiento” ya que es “muy importante” que los usuarios puedan “responder a las señales de precio” y “discriminar” en función de una hora u otra, así como “decidir sus hábitos” de consumo.

Precisamente, dijo ver “normal” la ampliación de dos meses, hasta el próximo mes de junio, del plazo concedido por el Ministerio de Industria para facilitar la adaptación del nuevo mecanismo por parte de las comercializadoras de electricidad.

“PASOS MUY IMPORTANTES”

A este respecto, consideró que Industria había previsto un plazo que “en la práctica era demasiado corto”, aunque, tras las “reflexiones” del regulador transmitidas al departamento de José Manuel Soria, “lo ha pensado mejor y ha ampliado los plazos”.

“Es absolutamente normal que el Gobierno gobierne y que las institucionales como la CNMC dispongan de puntos de reflexión”, añadió Marín Quemada, quien mostró su satisfacción por que el Ejecutivo estudie estas reflexiones y opinó que si las empresas finalizan la adaptación al nuevo sistema antes, Industria “estará feliz de acortar los plazos”.

En cualquier caso, el presidente de la CNMC consideró que se han dado “pasos muy importantes”, ya que veía “peor” el sistema anterior de subastas trimestrales para fijar el precio de la luz, y “peor” que su fijación fuera una vez al mes.

De esta forma, dijo ver “bien” haber dejado atrás las subastas Cesur al haberse avanzado hacia el mercado libre y al aproximarse España a lo que sucede en “muchos países del entorno” ya que el nuevo mecanismo llevará consigo “lo que las cotizaciones de la electricidad día a día incorporen”, es decir, que el mercado incorporará los precios “mediante las leyes de la oferta y la demanda”.