Noticias

Sony ganó 1.197 millones de euros en 2015 gracias a su nuevo plan de negocio

El grupo multinacional nipón, Sony, retornó a las ganancias en el año fiscal 2015 y obtuvo un beneficio neto de 147.800 millones de yenes (1.197 millones de euros), gracias a su nuevo plan de negocio. La cifra contrasta con la pérdida de 126.000 millones de yenes (972,5 millones de euros) del año anterior, según explicó hoy en un comunicado la empresa con sede en Tokio.

En el último año fiscal nipón, que concluyó el 31 de marzo, logró también un beneficio operativo de 294.200 millones de yenes (2.383 millones de euros), un 329,2 por ciento más, aunque su facturación por ventas disminuyó un 1,3 por ciento en términos interanuales hasta 8,1 billones de yenes (65.686 millones de euros).

El resultado bruto de explotación (Ebitda) ascendió a 304.500 millones de yenes (2.469 millones de euros), un 666,5 por ciento más que el año anterior.

La vuelta al negro se debió sobre todo al nuevo plan de negocio establecido por la compañía con sede en Tokio, que le permitió reducir en casi un 61 por ciento sus gastos de reestructuración hasta los 38.000 millones de yenes (310 millones de euros).

A pesar de su buen comportamiento general, las ventas de Sony se vieron resentidas por el significativo descenso en su unidad de telefonía, que facturó un 20 por ciento menos debido al descenso en la comercialización de sus teléfonos inteligentes, explicó la compañía.

PlayStation siempre funciona

Esta caída estuvo parcialmente compensada por el buen rendimiento de su área de videojuegos, donde los ingresos avanzaron un 11,8 por ciento hasta 1,55 billones de yenes (12.607 millones de euros) impulsado por el aumento de ventas de los títulos para su consola doméstica PlayStation 4.

También contribuyeron el crecimiento de ventas del apartado de música, que facturó un 10,4 por ciento más hasta 617.600 millones de yenes (5.021 millones de euros), y los ingresos del apartado de producción y distribución audiovisual, que crecieron un 6,8 por ciento hasta 938.100 millones de yenes (7.627 millones de euros).

Sony se abstuvo de emitir sus previsiones de resultados para el ejercicio en curso, que concluirá a finales de marzo de 2017, debido a la suspensión de las operaciones de su fábrica de semiconductores en la prefectura de Kumamoto (sudoeste del país), tras los potentes terremotos que afectaron la zona a mediadores de mes. Sony anunció que tiene previsto presentar sus previsiones el próximo mes de mayo.

EFE