Nacional

Wert garantiza que la tasa de abandono escolar en España será inferior al 22% cuando finalice este año

El ministro de Educación, José Ignacio Wert, aseguró este martes en el Senado que lo normal es que la tasa de abandono escolar temprano en España esté “por debajo del 22% cuando termine 2014”, y señaló que Cataluña y Andalucía se encuentran a la cola en cuanto a su velocidad de reducción.

Wert indicó que habrá que esperar a la Encuesta de Población Activa (EPA) del cuarto trimestre de 2014, pero explicó que considerando que en el tercer trimestre la tasa de abandono escolar temprano se había situado en el 22,3%, a final de año “normalmente se habrá reducido por debajo del 22%”.

El abandono escolar ha pasado de un 26,5% a un 22,3% en apenas tres años, aunque dentro de España existen “enormes diferencias territoriales en cuanto al ritmo y la intensidad de esta reducción”, agregó.

De hecho, cuatro comunidades (País Vasco, Asturias, Cantabria y Navarra) ya han superado el objetivo del 15% fijado por la UE para España en 2020, mientras que Galicia, Aragón, Castilla y León y Madrid se encuentran a menos de cinco puntos, con lo que es “previsible que lo logren en 2020.

Otras comunidades están en cambio 10 puntos por encima, prosiguió Wert, de modo que “tienen muy difícil alcanzarlo”. Dentro de estas últimas, algunas “han mejorado mucho”, como Extremadura y Castilla-La Mancha. según dijo.

Otras, sin embargo, “no solo no han avanzado, sino que han frenado esta reducción”, y puso a Andalucía y a Cataluña de ejemplo.

Wert indicó que la mejoría general se debe al prestigio de la FP, a “un discurso que ha hecho a las familias conscientes de que es una vía de empleabilidad y de inserción laboral”.

También apuntó que pese a todo, España está “muy lejos de la media europea” y que, de hecho, el objetivo propuesto para España es “mucho menos ambicioso que el del resto de la UE (10%)”, con lo que “no podemos estar satisfechos”, agregó.

Finalmente, Wert negó que los programas de cooperación territorial suprimidos por el PP fuesen efectivos en la reducción del fracaso escolar, por lo que rechazó la petición del PSOE de ponerlos de nuevo en marcha. No eran “ni robustos ni uniformes”, y cada comunidad “implantaba cada programa como mejor creía”, concluyó.

 

SERVIMEDIA