Alstom se adjudica la construcción de una nueva línea de metro en Toulouse por 477 millones de euros

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on email
Share on print

Alstom se ha adjudicado un contrato para llevar a cabo el diseño, la construcción y el mantenimiento durante seis años de una nueva línea de metro en Toulouse (Francia) por 477 millones de euros, con posibilidad de ampliación hasta los 713 millones de euros.

El proyecto incluye el suministro de sus trenes Metropolis sin conductor –los mismos que operan en Barcelona–, tecnología de señalización ‘CBTC Urbalis 400’ o las subestaciones reversibles ‘Hesop’, así como puertas de andén, un sistema de indicación de ocupación y la instalación de las vías.

La parte del pedido ya concretada garantiza una capacidad de transporte de 5.000 pasajeros por hora y sentido, con la posibilidad de subir a 10.000 pasajeros en una línea que consta de 27 kilómetros y 21 estaciones, según informa la compañía en un comunicado.

Esta mayor capacidad responde al incremento del número de coches de metro, pasando de dos a tres, sin necesidad de modificar la infraestructura y permitiendo dar servicio a un mayor número de pasajeros.

Alstom también aportará al proyecto el sistema ‘Hesop’, que favorece la reducción de los costes operacionales para alcanzar un
mayor ahorro de energía gracias a herramientas como el frenado regenerativo, la tracción y sistemas de freno más eficientes, así como otras mejoras en las estrategias de control de trenes automáticos CBTC.

Asimismo, la firma francesa defiende que el tren se caracterizará por un mayor espacio a bordo y grandes aperturas hacia el exterior, una atmósfera silenciosa y con aire acondicionado, iluminación LED que se ajusta a las condiciones del trayecto, una mejor filtración del aire y recubrimientos antibacterias en las barras de sujeción para mantener un interior más saludable.

RIVALES EN LA OFERTA

En el concurso también participaba la española CAF, pero la entidad adjudicataria (Tisséo) señaló que la oferta de Alstom era un 18% inferior a la cantidad inicial estimada del contrato, que ascendía a 869 millones de euros.

A parte de Alstom y CAF, que se presentaba en consorcio con la francesa Thales, también se disputaban este contrato la alemana Siemens y la japonesa Hitachi, aunque la prensa local ya avanzaba hace unas semanas que los únicos finalistas, sobre todo tras la extensión del plazo de adjudicación por motivo del coronavirus, eran la francesa y la española.

Alstom también se impuso recientemente en una licitación en Marruecos valorada en casi 200 millones de euros para el suministro de material rodante en las dos nuevas líneas de tranvía en Casablanca.