CaixaBank inicia este viernes la integración tecnológica de Bankia

Compartir en facebook
Compartir en twitter
Compartir en linkedin
Compartir en whatsapp
Compartir en email
Compartir en print

CaixaBank inicia este viernes la integración tecnológica, operativa y comercial de Bankia, una fase clave en el proceso de fusión que ejecutará a lo largo del fin de semana y que permitirá que, a partir del lunes, CaixaBank y Bankia operarán ya como una única entidad.

Ayer, jueves, ya se hicieron evidentes algunos preparativos de la integración. Por ejemplo, los clientes de Bankia pudieron observar que la actualización de su saldo en cuenta, después de realizar alguna operativa, no se efectuaba de manera inmediata, sino que lo hacía al cabo de 2 ó 3 horas.

El proceso arrancará formalmente a las 15.00 horas de este viernes, tras el cierre al público de las oficinas, con la migración de información de los sistemas de Bankia a los de CaixaBank. Quedará temporalmente suspendida la actualización de saldo en los canales digitales de Bankia y el cliente solo verá los datos registrados el viernes al consultar su posición.

La fase de migración concluirá previsiblemente durante la noche del sábado, 13 de noviembre, y en ese momento la web y la aplicación de banca móvil de Bankia quedarán automáticamente redirigidas a la web comercial de CaixaBank y a las aplicaciones CaixaBankNow e imagin.

A partir del domingo 14, los clientes de Bankia podrán descargarse las aplicaciones de banca digital de CaixaBank y acceder a ellos y toda la información sobre su posición habrá sido transferida a los sistemas de CaixaBank.

En su primer acceso a la banca móvil de CaixaBank, los usuarios podrán utilizar las mismas claves que utilizaban con Bankia. Necesitarán contar con su teléfono móvil para las comprobaciones de seguridad que les requerirá el sistema, por lo que deben comprobar que la entidad financiera tiene actualizado su número o, de lo contrario, verán limitada su operativa digital, pudiendo acceder de modo consultivo pero sin poder realizar compras por Internet hasta que informe al banco de su numero de teléfono actual.

SIN BIZUM NI HACER TRANSFERENCIAS DURANTE EL FIN DE SEMANA

CaixaBank ha avisado de que los clientes procedentes de Bankia sufrirán este fin de semana algunas interrupciones temporales de los servicios de banca digital. Estos usuarios podrán consultar sus productos y saldos, pero no realizar operaciones, como transferencias.

También dejará de estar operativo el servicio Bizum para los envíos de dinero que tengan como origen o destino una cuenta de Bankia, desde las 15.00 horas de este viernes y hasta que concluya la migración (previsiblemente en la noche del sábado).

Se mantendrán totalmente disponibles todos los cajeros y TPV durante el proceso de integración tecnológica, si bien durante unas horas los usuarios no podrán ver en su cuenta el saldo actualizado tras las retiradas de efectivo o los pagos con tarjeta de débito.

También funcionarán con normalidad las tarjetas emitidas por Bankia, con lo que podrán realizarse compras en tiendas físicas y también ‘online’.

Los clientes de origen CaixaBank no se verán afectados por ninguna de estas interrupciones temporales y tampoco se prevén alteraciones en la disponibilidad de la red de cajeros y de los TPV de comercios.

CAMBIOS A PARTIR DEL LUNES

A partir del próximo lunes, 15 de noviembre, no habrá diferencias en la oferta comercial y en la capacidad operativa y todas las oficinas de la entidad ofrecerán el mismo catálogo de productos y servicios, trabajando con la misma plataforma tecnológica.

Tras la integración de este fin de semana, los clientes procedentes de Bankia ya no podrán operar a través de la web ni de la app de dicho banco, debiendo usar las de CaixaBank o imagin.

En CaixaBankNow, los clientes podrán ver y gestionar sus tarjetas, así como autorizar operaciones en comercio electrónico. Para autorizar determinadas operaciones, como transferencias o traspasos, necesitarán descargar la app CaixaBankSign, que es la aplicación de firma móvil de CaixaBank.

En cuanto al número de cuenta, los usuarios procedentes de Bankia sí verán modificado el código IBAN, que cambiará a un nuevo número de cuenta de CaixaBank, aunque no tendrán que hacer ninguna gestión sobre los productos vinculados a su cuenta, como tarjetas o domiciliaciones de ingresos o pagos, ya que automáticamente cambiarán al nuevo número de cuenta.

Los antiguos clientes de Bankia no necesitarán cambiar de tarjeta tras dicha integración operativa, sino que podrán seguir operando con normalidad con la de Bankia hasta que automáticamente les sea renovada cuando se acerque su fecha de caducidad.

Como los números de su tarjeta no van a cambiar, estos clientes no tendrán que hacer cambios en sus domiciliaciones, que se mantendrán tal y como las tienen configuradas actualmente.

Desde marzo, estos clientes podían realizar reintegros a débito y consultas de saldo en cajeros CaixaBank sin comisión, mientras que a partir de este domingo tendrán acceso a los más de 13.000 cajeros automáticos de CaixaBank para realizar todas las operativas disponibles.

CAMBIOS EN LAS CONDICIONES DE LOS CONTRATOS

El 12 de noviembre los contratos de los antiguos clientes de Bankia se transmitirán a la filial de financiación al consumo y medios de pago CaixaBank Payments & Consumer, con sus correspondientes cambios en las condiciones.

El programa ‘Por ser tú’ de Bankia se integrará en el programa ‘Día a Día’ de CaixaBank, de forma que las tarjetas de débito dejarán de ser gratuitas para los clientes vinculados a partir del 1 de enero de 2022 (o de junio de 2022 para quienes cumplan con requisitos), pues CaixaBank cobra a sus clientes una cuota de mantenimiento de 36 euros por las tarjetas de débito.

Los clientes procedentes de Bankia sí estarán exentos de pagar la cuota de mantenimiento de la tarjeta de crédito ‘MyCard’, que liquida los pagos cada dos días o con la frecuencia que el cliente elija, siempre que cumplan las condiciones de vinculación que exige el programa ‘Día a Día’ de CaixaBank, o de lo contrario tendrá un coste trimestral de 15 euros.

Estas condiciones son domiciliar una nómina o ingresar más de 600 euros al mes o 6.000 al año, contar con una pensión de más de 300 euros al mes o mantener un saldo superior en fondos de inversión, carteras, seguros de ahorro o planes de pensiones. El cliente debe cumplir una de las tres condiciones y, además, tener tres o más recibos domiciliados o realizar cada trimestre un mínimo de tres compras con tarjeta. CaixaBank calcula que, en total, más de 13,6 millones de clientes tendrán gratis sus operaciones más usuales con el banco.

La integración no impactará en las condiciones de la hipoteca o préstamos personales que los clientes tengan firmados con Bankia, pues sus contratos continuarán vigentes.