Daimler incrementa un 50% su beneficio en 2020 a pesar de la pandemia

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on email
Share on print

El grupo automovilístico Daimler contabilizó un beneficio neto atribuido de 3.600 millones de euros en 2020, lo que supone un incremento del 50% en comparación con los 2.400 millones que ganó en 2019 a pesar de haber sido un año marcado por la pandemia del coronavirus.

Tal como ha indicado el fabricante alemán, aunque la crisis del Covid-19 impactó en sus operaciones a nivel mundial, sus medidas de contención de costes y de efectivo contribuyeron a lograr un mejor resultado neto que en 2019.

“El 2020 fue una prueba de estrés para casi todas las empresas de casi todas las industrias. El equipo de Daimler dominó muy bien esta prueba. Nuestros productos siguen teniendo una gran demanda en los principales mercados”, ha reivindicado el presidente del consejo de administración de Daimler y Mercedes-Benz, Ola Källenius.

Así, la empresa matriculó en todo el mundo 2,84 millones de vehículos, un 15% menos en comparación con los 3,34 millones de automóviles que entregó en el ejercicio precedente. Por ello, su facturación se redujo en un 11%, pasando de ingresar 172.700 millones de euros en 2019 a 154.300 millones de euros en 2020.

Con estas cifras, el beneficio operativo del consorcio germano aumentó un 53%, hasta los 6.600 millones de euros, aunque su beneficio operativo ajustado se redujo 16,5%, hasta 8.600 millones de euros.

“Hemos logrado una mejora significativa de los márgenes basada en una sólida combinación de productos y precios, especialmente en la segunda mitad del año. Demostramos nuestra capacidad para generar flujo de caja y para impulsar la transformación”, ha añadido Källenius.

PREVISIONES PARA 2021

El presidente de la compañía ha subrayado que espera mantener este impulso positivo si prevalecen las condiciones actuales de mercado, lo que acelerará los planes estratégicos y mejorará la solidez financiera de la empresa.

Además, este año se llevará a cabo la escisión de Daimler Truck y Mercedes-Benz, lo que “desbloqueará todo el potencial de Mercedes-Benz como la marca de automóviles premium preminente en el mundo”.

Por ello, Daimler prevé que este año tanto su facturación como sus matriculaciones y su beneficio operativo estarán “significativamente por encima” de sus cifras de 2020, aunque ha reconocido que los cuellos de botella de los semiconductores afectarán a las ventas en el primer trimestre.