La AIE rebaja el aumento de la demanda mundial de petróleo y prevé un mercado sobreabastecido en 2022

Compartir en facebook
Compartir en twitter
Compartir en linkedin
Compartir en whatsapp
Compartir en email
Compartir en print

El previsible aumento de las infecciones por Covid-19 desacelerará, pero no interrumpirá, la recuperación de la demanda mundial de petróleo, según la Agencia Internacional de la Energía (AIE), que ha recortado ligeramente sus estimaciones de incremento del consumo mundial del crudo, lo que, unido al aumento gradual del suministro, anticipa un mercado sobreabastecido a partir de diciembre.

De este modo, la agencia con sede en París ha recortado en 100.000 barriles diarios el crecimiento de la demanda de petróleo previsto para este año y el siguiente, que será de 5,4 millones de barriles al día (mb/d) en 2021 y de 3,3 mb/d en 2022, cuando prevé que el consumo mundial recupere el nivel previo a la pandemia con 99,5 mb/d.

«Se espera que el aumento en los nuevos casos de Covid-19 desacelere temporalmente, pero no altere, la recuperación en marcha de la demanda de petróleo», recoge la AIE en su boletín del mes de diciembre, donde apunta que la aparición de la variante ómicron a finales de noviembre provocó una convulsión del mercado, «pero el pesimismo inicial ha dado paso a una respuesta más mesurada».

En este sentido, confía en que las nuevas medidas de contención implementadas tengan un impacto más moderado en la economía en comparación con anteriores olas de Covid, por lo que la demanda de combustibles para el transporte por carretera y materias primas petroquímicas continuará registrando un crecimiento saludable, mientras que los viajes en avión y el combustible para jets serán los más afectados.

Por otro lado, la agencia estima que la oferta de petróleo está lista para superar a la demanda a partir del mes de diciembre, impulsada por el crecimiento del suministro procedente de Estados Unidos y de los países de la OPEP+, lo que parece apuntar a que la tendencia continuará en 2022.

Arabia Saudí y Rusia también podrían alcanzar récords si el ajuste de oferta de la OPEP+ fuera completamente suprimido, lo que dispararía la oferta mundial en 6,4 mb/d el próximo año, frente al aumento de solo 1,5 mb/d en 2021.

De esta manera, ante el aumento constante de la oferta combinado con una disminución de la demanda, se ha relajado considerablemente el pronóstico de mercado para el primer trimestre de 2022. «Suponiendo que la OPEP+ continúe deshaciendo sus recortes, podría materializarse un superávit de 1,7 mb/d en el primer trimestre y de 2 mb/d en el segundo», añade.