La OCDE echa en falta 600.000 emprendedores en España por las trabas financieras, de habilidades o conexiones

Compartir en facebook
Compartir en twitter
Compartir en linkedin
Compartir en whatsapp
Compartir en email
Compartir en print

La Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos (OCDE) considera que en España habría 608.000 emprendedores más de los que hay en la actualidad si los jóvenes, las mujeres y los trabajadores seniors no afrontaran problemas relacionados con las finanzas, las habilidades o las conexiones, según se desprende de un informe publicado por la entidad este lunes.

«Estos ‘emprendedores desaparecidos’ le cuestan a sus economías ideas innovación y empleos», ha subrayado el organismo con sede en París. «Esta falta de diversidad en el emprendimiento es una oportunidad perdida para crear empleo y crecer tras el Covid-19», ha agregado el vice secretario general de la OCDE, Yoshiki Takeuchi.

La OCDE ha llegado a la cifra de 608.000 emprendedores «desaparecidos» en España si todos los grupos de población fueran tan activos creando empresas como los hombres de entre 30 y 49 años. Sigiendo la misma metodología, en el total de países que forman parte de la Unión Europea, la cifra de emprendedores «desaparecidos» es de nueve millones, mientras que en el total de países de la OCDE, el dato es de 35 millones.

Con respecto al entorno emprendedor de España, la OCDE destacada que las condiciones «están a la par» con la media de la UE, y que las cargas administrativas son bajas. No obstante, también ha alertado de que el «emprendimiento de necesidad» es mucho mayor que en el resto de la UE, especialmente entre trabajadores seniors (38% en España, frente al 24% de la UE) y mujeres (33% frente al 21%).

De los 608.000 emprendedores que la entidad echa en falta, el 60% son mujeres. Y si se atiende a los rangos de edad, el 60% deberían ser mayores de 50 años.

Según el documento, de las 18 millones de personas involucradas en la creación de nuevas empresas en la UE en 2020, casi un 25% tenía más de 50 años, un porcentaje mayor que el número de emprendedores de entre 18 y 30 años.