La recuperación económica continúa, a pesar de que el PIB «va con un poco de rezago», según Economía

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on email
Share on print

El secretario de Estado de Economía y Apoyo a la Empresa, Gonzalo García Andrés, ha sostenido este jueves que continúa la recuperación de la economía española, al haber alcanzado los 20 millones de ocupados «por primera vez desde 2008», así como un «récord de afiliación a la Seguridad Social», a pesar de que el Productor Interior Bruto (PIB) «va con un poco de rezago».

Así lo ha asegurado durante la inauguración de la jornada ‘El papel del ICO como impulsor del crecimiento sostenible, la recuperación y la transformación económica’, organizada por el Instituto de Crédito Oficial (ICO) con motivo de su 50 aniversario.

Precisamente este jueves se han conocido las nuevas previsiones de otoño de la Comisión Europea, que calcula que la economía española crecerá un 4,6% en 2021, lo que supone un recorte de 1,6 puntos porcentuales en comparación con la estimación que hizo en julio, mientras que el aumento el nivel de precios al cierre de este año se situará en un 2,8%.

La nueva actualización de las previsiones económicas del Ejecutivo comunitario apuntan también a una expansión del PIB de España del 5,5% en 2022, para después reducir su crecimiento hasta el 4,4% un año después.

Sobre las perspectivas macroeconómicas, García Andrés ha señalado que «siguen siendo muy anómalas», con datos en ciertos países europeos «ciertamente preocupantes», pero ha afirmado que la recuperación global es «sólida e intensa», una situación de la que «también participa la economía española».

«El comportamiento del empleo ha sido extraordinario, hemos superado por primera vez desde 2008 los 20 millones de ocupados, tenemos un récord de afiliación a la Seguridad Social, una variable fundamental porque esto quiere decir que la recuperación está llegando a los salarios, a las rentas salariales, y a las perspectivas de ingresos y de ocupación de las familias. Es un hito fundamental y creo que es el resultado de la política económica y de la capacidad de resistencia también de nuestro tejido empresarial y de las medidas que se han puesto en marcha, entre las cuales destacan los avales del ICO», ha afirmado el secretario de Estado.

Esta recuperación también se estaría trasladando a otros indicadores, como los ingresos fiscales, «en un nivel superior al de 2019», en el consumo, en el turismo o en la creación de empresas. «Es cierto que el PIB va con un poco de rezago con esta trayectoria del empleo, con una tendencia de aceleración», ha añadido García Andrés, que ha explicado que se fundamenta por el retraso en la recuperación del turismo extranjero.

Además, ha reconocido que existe «un balance de riesgos que ha evolucionado», añadiéndose nuevas incertidumbres, como la «tensión en las costuras de la oferta», provocando un «fuerte» crecimiento de los precios energéticos, o las restricciones en las fábricas de automóviles, cuya producción está «constreñida» por la falta de suministros de semiconductores.

Sobre la inflación, García Andrés ha destacado las previsiones de Bruselas para España, que contemplan una subida de los precios de entorno el 2,8% para este año, del 2% para 2022 y del 0,7% para 2023.

«Este pico de inflación que estamos viendo tiene un componente temporal, puede ser un poco más persistente de lo que se había anticipado, pero tanto los bancos centrales, como todos los analistas y también desde el ministerio, pensamos que va a ser transitorio», ha comentado.

No obstante, ha resaltado que, a pesar de este entorno «todavía complicado y todavía incierto en el que debe primar la prudencia», la economía española «va a ser capaz de reducir de manera sustancial el déficit y la deuda pública».

En este sentido, las previsiones de Bruselas prevé que la deuda pública alcance el 120,6% del PIB este año, y que se reduzca al 118,2% en 2022 y al 116,9% en 2023. Con respecto al déficit público, se situaría en el 8,1% al término 2021, y mejorará al 5,2% en 2022 y al 4,2% en 2023.

Esta institución sigue siendo un pilar fundamental marco sistema financiero y de la eco española, actividad que desempeña en colaboración muy amplia con ministerios, gobiernos, asociaciones empresariales, entidades de crédito, es esencial para la eco española.

EL ICO, UN INSTRUMENTO DE LA POLÍTICA ECONÓMICA «FUNDAMENTAL»

García Andrés ha destacado, durante su intervención, el papel «fundamental» del ICO como instrumento de política económica y proveedor de financiación al tejido empresarial.

«El ICO ha estado a la vanguardia del proceso de modernización del sistema financiero español», ha afirmado el secretario de Estado, que ha resaltado también el papel del organismo durante la crisis financiera y la crisis de la Covid-19.

Así, ha destacado las líneas de mediación empresarial puestas en marcha durante la crisis financiera de 2008 y las líneas de avales ICO que han sido «uno de los instrumentos que nos han permitido capear esta perturbación económica sin precedentes».

En total, el secretario de Estado ha cifrado en tres millones las operaciones de financiación a empresas que ha realizado el ICO en sus 50 años de actividad, por un importe de 278.000 millones de euros. En el último año y medio, a través de la línea de avales, ha gestionado 1,1 millones de operaciones. «Estos datos dan muestra del gran valor que ha tenido la respuesta del ICO», ha asegurado.

Por último, también ha destacado algunas de las medidas incluidas en el Plan de Recuperación, Transformación y Resiliencia, la estrategia española para distribuir los fondos europeos Next Generation EU.

Ha señalado que este plan es la plasmación en España de «esa respuesta tan diferente, tan inteligente y con mirada larga» de la Unión Europea que da una oportunidad «nueva de modernización» al país. «Es dinero, pero es más que dinero, es un gran esfuerzo inversor público y de apoyo a la inversión privada y un gran esfuerzo de reforma estructural», ha destacado.

«Este plan es el que ahora mismo vertebra y va a vertebrar durante los próximos años la política económica española y el ICO va a seguir contribuyendo al despliegue de este plan», ha afirmado el secretario de Estado.