Montero dice que las palabras de Otegui «no ayudan» y que nunca ha negociado con Bildu nada fuera de los PGE

Compartir en facebook
Compartir en twitter
Compartir en linkedin
Compartir en whatsapp
Compartir en email
Compartir en print

La ministra de Hacienda y Función Pública, María Jesús Montero, ha afirmado este jueves que las palabras de Arnaldo Otegui sobre los Presupuestos y el apoyo de Bildu a cambio de la excarcelación de los presos de ETA «no ayudan» a la negociación de las cuentas públicas, y ha afirmado que «nunca jamás» ha negociado con Bildu ni con otras formaciones políticas «nada» que son sean «estrictamente» los números que aparecen en los Presupuestos.

Montero, que ha asistido al 12º Congreso de CCOO donde será revalidado Unai Sordo como secretario general, aseguró «con absoluta rotundidad» que «siempre» que ha negociado los Presupuestos, de lo que se ha hablado es de lo que contiene la propia ley presupuestaria, bien en relación con las inversiones de un determinado territorio, o bien relacionado con las propuestas para mejorar la vida de las personas, como las prestaciones relativas al IMV, el bono cultural o el bono de emancipación de los jóvenes.

«Soy absolutamente contundente, nunca jamás se ha hablado de algo ni con esta formación ni con ninguna otra que no sea estrictamente de números y, por tanto, decir que esas palabras (de Otegui) no ayudan», reiteró la titular de Hacienda.

Por otro lado, Montero se refirió a la reforma laboral y afirmó que la hoja de ruta del Gobierno al respecto está «muy clara»: la superación de la reforma laboral del PP que ha traído «tanto sufrimiento» a los trabajadores y aprobar un modelo nuevo de relaciones laborales de cara al siglo XXI.

En este contexto, dijo que la eliminación de la temporalidad y la precariedad serán los ejes de esta reforma laboral, de manera que se pueda garantizar que una persona con empleo puede construir su proyecto de vida.

«No tiene ningún sentido que este país tenga y haya trabajadores precarios», subrayó Montero, quien mencionó especialmente a los jóvenes, que son un colectivo que viene «sufriendo» dos crisis económicas.

Por último, destacó el papel «fundamental» de las organizaciones sindicales durante la pandemia para preservar el bienestar de todos los ciudadanos y proteger el tejido productivo, y señaló que el diálogo social se ha mostrado «imprescindible» para la vertebración del país en defensa de los intereses de todos los españoles.

«Mi presencia aquí quiere mostrar el reconocimiento a esta organización y mi cariño por todas las personas que están trabajando aquí», reiteró Montero, quien trasladó también su «agradecimiento» a CCOO.