Pago de los Capellanes celebra su 25 aniversario con presencia en 42 países

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on email
Share on print

La bodega española Pago de los Capellanes, adscrita a la Denominación de Origen de Ribera del Duero, celebra este año su 25 aniversario con presencia en 42 países y encara el 2021 con ilusión tras un 2020 marcado por la crisis sanitaria.

En concreto, las exportaciones suponen en la actualidad el 25% del total de las ventas de la bodega burgalesa, que tiene en Suiza, Noruega, Rusia, Estados Unidos, México, Panamá, República Dominicana y Colombia a sus principales mercados internacionales.

De esta forma, la bodega encara con “ilusión” este 2021, que será especial por este aniversario. “Vamos a celebrar todo lo que se pueda y como se pueda, recordando a las generaciones pasadas que supieron salvaguardar nuestro entorno en tiempos también difíciles con el nuevo vino homenaje a nuestro abuelo, Doroteo”, ha señalado la directora general de la bodega, Estefanía Rodero Villa.

Rodero ha reconocido que en estos 25 años la bodega ha alcanzado varios hitos como la identificación de las parcelas más singulares para elaborar de manera especial El Picón en 1998 y El Nogal en 2003. “En 2010, apostamos por el viñedo ecológico en Gumiel del Mercado, del que estamos obteniendo uvas de gran expresividad y en 2014 la recuperación de viñedo de godello en Valdeorras y la creación de la bodega O Luar do Sil”, ha explicado.

“Y estos últimos años estamos ilusionados con Fuentenebro, un nuevo proyecto de viñedos en altura y viticultura forestal en tierras minerales y de arcilla, una zona que está por redescubrir y un vino que verá la luz pronto”, ha avanzado la directora general de la bodega.

DOROTEO, UN NUEVO VINO QUE HOMENAJEA AL ABUELO

De esta forma, la bodega en este aniversario quiere rendir homenaje a sus orígenes a través de la elaboración de ‘Doroteo’, su nuevo vino que viene a reconocer al abuelo de la familia Doroteo Rodero y al saber hacer de los viticultores de antaño que trabajaron en el campo para mantener el cultivo de la vid en momentos difíciles.

“Para nosotros celebrar nuestro 25 aniversario a través de un homenaje al origen era importante, ‘Doroteo’ es más que un vino. Es una manera de poner en valor el origen y la singularidad de Ribera del Duero, de ahí que sea una edición especial muy limitada. La familia es donde comienza todo para nosotros y el abuelo Doroteo fue quién nos
transmitió esa pasión por el campo y el vino”, ha explicado la directora general de la bodega, Estefanía Rodero Villa.

La bodega ha elaborado 5.450 botellas de ‘Doroteo’, una edición especial numerada, procedente de viñas viejas de tempranillo situadas en una de las zonas más queridas por la familia, las pequeñas parcelas donde hace 25 años comenzó Pago de los Capellanes.