Sacyr gana 60 millones de euros hasta septiembre, un 28% más, y eleva un 3% sus ingresos

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on email
Share on print

Sacyr obtuvo un beneficio neto atribuido de 60 millones de euros en los nueve primeros meses del año, lo que supone un 28% más que en el mismo periodo de 2020, cuando ganó 47 millones de euros, gracias a la buena evolución de sus negocios y a su foco concesional.

A 30 de septiembre, la cifra de negocios de Sacyr ascendió a 3.310 millones de euros, un 3% más que en los nueve primeros meses de 2020, según ha informado el grupo a la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV).

Los ingresos de Sacyr Concesiones totalizaron 868 millones de euros, un 2% más, gracias a los ingresos concesionales de infraestructuras, que se impulsaron un 23% y reflejan el crecimiento operativo de la mayoría de los activos.

Por su parte, el área de Ingeniería e Infraestructuras creció un 3%, hasta los 1.960,7 millones de euros, debido al ritmo de facturación de los proyectos ubicados en los mercados estratégicos donde opera el grupo, mientras que los ingresos de la actividad de Sacyr Servicios crecieron un 2% y se situaron en 761,6 millones de euros.

El resultado neto operativo (Ebit) de Sacyr avanzó un 33% entre enero y septiembre, hasta los 512 millones de euros, en tanto que el resultado bruto de explotación (Ebitda) se incrementó un 19%, hasta 630 millones de euros, frente a los 527 millones obtenidos en el mismo periodo del año anterior.

El Ebitda procedente de activos concesionales, distribuidos en las tres áreas de negocio del grupo (concesiones de infraestructuras, plantas de tratamiento de agua y plantas de tratamiento de residuos), alcanzó los 516 millones de euros hasta septiembre, lo que representa un 82% del total.

La cartera de ingresos futuros cerró el tercer trimestre en 45.316 millones de euros, un 16% más que a cierre de 2020, gracias a la incorporación de nuevos proyectos en los mercados estratégicos. Cerca del 80% de esta cartera corresponde a los activos concesionales.

Durante los tres primeros trimestres del año, y tras la última operación de bonos del Fondo de Titulización Sacyr Green Energy, la deuda neta con recurso se situó en 763 millones, con el objetivo de reducirla a 100 millones al final del actual plan estratégico, en 2025.

REPSOL Y DIVIDENDO

El pasado mes de octubre, Sacyr ya comunicó el vencimiento de parte de las estructuras de derivados contratadas sobre acciones de Repsol, las cuales no renovó, quedándose su participación en la petrolera en el 3,97%.

Sin embargo, el plan de la constructora es que la posición del grupo Sacyr en Repsol a final de año quede en torno al 3%, con el objetivo de simplificar su balance y concentrar el foco en las actividades estratégicas.

Respecto a la retribución al accionista, Sacyr ya ha pagado este año dos dividendos flexibles por un valor de 0,096 euros por acción, que representan una rentabilidad por dividendo del 4,6%, cumpliendo el objetivo y el compromiso adquirido con el mercado.