Economía

Análisis. Las bolsas se frenan en los niveles de ayer

Wall Street parece no tener techo y tras el festivo del lunes, los índices volvían a la actividad con sólidas subidas, que llevaron al S&P 500 (+0,60%) a un nuevo máximo histórico (1.911,91 puntos). El Dow Jones se revalorizó +0,42% y el Nasdaq fue el alumno aventajado de la sesión al sumar +1,22%.

Uno de los motivos de celebración fue el dato de pedidos de bienes duraderos, que repuntan inesperadamente un +0,8% en abril, cuando se esperaba una caída de -0,7, impulsado por los pedidos de defensa. La confianza del consumidor se sitúa en mayo en 83 puntos, en línea con lo esperado, marcando su segundo mejor registro desde 2008.

La sesión bursátil en Europa ha comenzado con los índices cotizando bastante planos, y todo indica que los niveles de volumen serán bajos al igual que en las últimas jornadas. Solo el MIB italiano (con avances del +0,34%) se desmarca del resto de mercados, que se debaten entre las ganancias y los números rojos.

Es el caso del Ibex, que resiste por encima de los 10.700 puntos y cae un -0,10%. Dentro de éste, se colocan como valores más alcistas OHL (+0,53%) y Mediaset (+0,47%), mientras que Enagás (-0,84%) y Acciona (-0,81%) encabezan los descensos.

Tubacex y Gamesa celebran Junta General de Accionistas. Por otro lado, ayer finalizaba el plazo para que Codere llegara a un acuerdo con sus acreedores y evitar el concurso, pero la compañía ha conseguido un nuevo aplazamiento hasta el 4 de junio. Lo más relevante de la jornada será la publicación de los datos de confianza de la Eurozona de mayo, que se conocerán a las 11:00.

La otra gran cita era la tasa de desempleo de Alemania, que se ha publicado por la mañana y marca una lectura del 6,7%, tal como se preveía.

El eurodólar continúa desciendo y ya se sitúa en niveles cercanos al 1,36. Mientras, la rentabilidad del bono español a diez años va camino de marcar mínimos históricos y cotiza a estas horas en el 2,86%.

Fuente. Self Bank