Internacional Política Sectores

Bruselas quiere una base común para el Impuesto de Sociedades

Europa pretende acabar con la elusión fiscal de las multinacionales

La Comisión Europea ha propuesto revitalizar el proyecto de crear una base común del Impuesto de Sociedades para frenar la elusión fiscal de empresas multinacionales y garantizar que paguen impuestos allá donde tienen beneficios. En 2011, el Impuesto de Sociedades común quedó paralizado por las diferencias entre los Estados miembros.

“Queremos que la tributación de las empresas sea justa y fomente el crecimiento. Toda empresa, grande o pequeña, debe pagar los impuestos que le correspondan allí donde genere sus beneficios”, ha dicho el vicepresidente de la Comisión para el Euro, Valdis Domvrovskis.

Domvrovskis  no ha explicado en su intervención si Bruselas presentará un nuevo texto o retomará el que presentó en 2011 y fue rechazado por la falta de unanimidad de los países que integran la Unión. Solo ha adelantado que valora que la base común sea de obligado cimplimiento para todas las compañías a partir de un determinado umbral. “Está claro que las empresas que llevan a cabo una planificación agresiva no serán las que se acojan voluntariamente al sistema” ha explicado Domvrovskis.

La Comisión estudia además introducir un sistema en dos fases y dejar para la segunda etapa “la plena consolidación de la base fiscal a través de las fronteras” ya que “es la parte más difícil porque los Estados miembros deben acordar cómo distribuir los ingresos fiscales”. Las iniciativas sobre fiscalidad deben ser respaldadas por unanimidad por los Estados miembros, lo que siempre dificulta avanzar en este campo.