Sectores

Buenas expectativas para el gas natural, peores para el petroleo: El horizonte de los hid

Los miembros del Foro de Países Exportadores de Gas destacan el papel transcendental que está obteniendo este hidrocarburo como fuente de energía

Mehdi Asalíd, director general del ministerio para asuntos de Energía y Foros Internacionales, ha reconocido a través de una entrevista que ha publicado a través de su propia cartera ministerial que el Gas Natural va a adquirir una mayor importancia mundial en el futuro a la hora de proporcionar energía, ya que según explica es “una fuente de energía más eficiente a la hora de producir electricidad que el carbón y el petróleo”.

Estas declaraciones se han producido mientras anunciaba nuevos detalles acerca de la tercera cumbre del Foro de Países Exportadores de Gas (FPEG) que se celebrará el próximo 23 de noviembre en Teherán –capital del país árabe-. Una reunión a la que acudirán altos representantes de los doce países miembros y de las cinco naciones observadoras.

Un foro mundial

Además, destaca la importancia del evento la presencia de siete  jefes de Estado y de Gobierno, aunque todavía no se conoce la identidad de estos líderes nacionales. Vladimir Putin, por Rusia; Evo Morales como representante de Bolivia; Fuad Masum, presidente de Irak, y el jefe de estado de la propia Irán, Hasán Rohaní son los únicos, por el momento, que han confirmado su presencia en esta reunión, que no cuenta con carácter vinculante.

Los países que forman este Foro son: Rusia, Irán, Catar, Argelia, Bolivia, Egipto, Guinea Ecuatorial, Libia, Nigeria, Trinidad y Tobago, Venezuela y Emiratos Árabes. Por otro lado, cuenta con la presencia de cinco naciones observadoras como son los Países Bajos, Iraq, Omán, Perú y Noruega –llama la atención la presencia de los dos estados europeos-. Todos estos países controlan el 70 por ciento de las reservas mundiales de este producto.

En cualquier caso, y según recoge el testimonio del propio Asalíd, los participantes del Foro no se han planteado crear una organización que pudiera establecer cuotas y precios en el sector, ya que su única intención es la de crear “una fuente de energía limpia y accesible”. Se aleja así de organizaciones como la OPEP y la OPEC.

El barril OPEP baja, sube el Brent                                                                                                                    

Mientras tanto, en la que el precio del barril de la OPEP sitúa su valor por debajo de los 40 dólares –exactamente 39,21-, una depreciación que no se producía desde hace seis años. Mientras tanto, el barril de Brent abre la jornada con una subida del 2,7 por ciento respecto al viernes y su coste es de 44,82 dolares.

Estos datos, facilitados por la propia organización desde su sede en Viena, confirman el descenso generalizado del valor de estos crudos –una cuestión que preocupa a algunos de sus miembros, como Venezuela que ya pidió establecer un precio mínimo de 80 dólares por barril-. El precio medio en lo que va de año se acomoda en 51,56 dólares, alejándose de los 96,29 del año 2014 y varios países de esta entidad económica supranacional ya han mostrado su preocupación en reuniones anteriores.

Pero las malas noticias continúan para este sector de los hidrocarburos, ya que la propia organización y la Agencia Internacional de la Energía (EIA) vaticinan que la desaceleración del consumo de “oro negro” para el próximo año continúe. Tal vez Mehdi Asalíd esté en lo cierto, ya que mientras uno de estos hidrocarburos –el gaseoso- cuenta con expectativas positivas para el futuro, su homólogo en estado líquido prevé un mañana más incierto. Solo el tiempo lo dirá.

Diario Financiero (DF)