Economía

China y el petróleo vuelven a pesar sobre el ánimo de los inversores

Las bolsas europeas cierran con caídas por segunda sesión consecutiva, mermadas por los dos factores que más han estado pesando en los últimos trimestres: China y materias primas.

Las pérdidas han rondado el -0,90% de media en los principales índices del Viejo Continente a excepción del Ibex, que se ha comportado mejor y ha limitado la caída al -0,53%.

El petróleo retrocede posiciones tras sumar ayer un 5,5% y alcanzar máximos de 2016. El rebote de los últimos días se explica por factores tanto de demanda (cierta estabilización de la situación en China) como de oferta, ante la posibilidad de que varios países productores alcancen un acuerdo para congelar la producción.

Los problemas de China los habíamos dejado olvidados últimamente pero hoy han vuelto a hacer acto de presencia. En febrero las exportaciones descendieron un -20,6% interanual, en lo que supone la mayor caída en seis años para este indicador. La cifra sería muy preocupante de no saber que el país se encuentra en pleno proceso de cambio de su modelo de crecimiento, tratando de dar un menor peso al sector exterior y más a la demanda interna. De hecho, las importaciones han descendido menos de lo esperado: -8% vs -11,7% que había estimado el consenso.

En la agenda macroeconómica la sorpresa positiva la teníamos en Europa. Se ha revisado al alza el crecimiento de PIB del 4T para la zona euro desde 1,5% hasta 1,6%. La producción industrial de Alemania y España creció en enero un +2,2% y un +3,5% respectivamente.

El Ibex ha estado alternando números rojos y verdes durante toda la sesión. Al cierre, el selectivo se ha dejado un -0,53% que le deja en los 8.740 puntos.

En la subasta de deuda celebrada hoy el Tesoro ha vuelto a cobrar por las letras a 1 año a pesar de la incierta situación política del país. Si en la última emisión de letras a 12 meses el interés medio fue positivo, en esta ocasión ha caído hasta el -0,06%. En el papel a 6 meses el interés ofrecido también ha sido negativo, como es lógico: -0,11%. En el mercado secundario, la prima de riesgo se ha elevado hasta los 139 puntos básicos, fruto de la caída de la rentabilidad del bono alemán a 10 años desde el 0,22% hasta el 0,17%.

Santander ha sido el valor más alcista dentro del Ibex, encadenando una excelente racha en la que ha subido en 8 de las últimas 9 sesiones, haciéndole rebotar un 20% en solo dos semanas.

La cruz de hoy ha sido Arcelormittal, que se ha desplomado un -7,5% castigada por la caída del precio de las materias primas. Eso sí, la siderúrgica puede presumir de ser el valor del Ibex que más ha subido en lo que llevamos de año solo por detrás de FCC. Por su parte, la constructora se ha mantenido hoy estable ligeramente por debajo de los 7,60 euros, que es el precio que ofrecerá Carlos Slim en la OPA que pretende lanzar.

Abengoa es capaz de lo mejor y lo peor. Sigue desatada en las últimas 3 sesiones, en las que ha más que duplicado su valor en bolsa. Sus acciones de la clase B se han disparado un 29% ante la expectativa de que la compañía anuncie próximamente un acuerdo con sus acreedores.

Inditex ha bajado un -0,96% en vísperas de la presentación de resultados, de los que se espera un beneficio récord gracias a la buena evolución de su negocio doméstico, de los ingresos en China, y al mayor peso de los ingresos en su segmento online.

Felipe López-Gálvez, Selfbank