Empresas

De Guindos acusa al anterior Gobierno de haber “forzado voluntades” en la salida a Bolsa de Bankia

El ministro de Economía, Luis de Guindos, ha acusado al anterior Gobierno socialista de haber “forzado voluntades” y “mirado para otro lado” en la operación de salida a Bolsa de Bankia en julio de 2011, recordando que esta operación “nunca hubiera sido posible sin el visto bueno del Banco de España y de la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV)”.

Tras recordar que él mismo reconoció, ya en mayo de 2012, que la fusión que dio lugar a Bankia y su posterior salida a Bolsa constituyeron “una sucesión de errores”, el ministro ha señalado que “el problema de partida” fue que el Ejecutivo de José Luis Rodríguez Zapatero “no tomó las medidas que debía”.

“En vez de sanear, reestructurar y recapitalizar el sector bancario se limitaron a una huida hacia adelante para ganar tiempo y dejar que el siguiente gobierno se encontrara irremediablemente con el rescate financiero de España”, ha replicado al portavoz socialista de Economía en el Congreso, Juan Moscoso del Prado, durante la sesión de control al Gobierno.

Así, el ministro ha remachado que la salida a Bolsa de la entidad, presidida entonces por Rodrigo Rato, fue una “decisión política” definida como “una cuestión de Estado” en la que el Gobierno socialista “forzó voluntades e hizo que los supervisores miraran para otro lado”. “Por mucho que la dirección de Bankia se hubiera empeñado en salir a Bolsa, la operación nunca se hubiera producido sin el visto bueno del Banco de España y la CNMV”, ha insistido.

COMISIÓN DE INVESTIGACIÓN

Por eso, ha recomendado al principal partido de la oposición que “si quiere transparencia e investigación, empiece por preguntar” a los responsables de Economía en la pasada legislatura –la ministra de Economía en aquel momento era Elena Salgado— y a quienes ocupaban los cargos de responsabilidad en el Banco de España y la CNMV —Miguel Ángel Fernández Ordóñez y Julio Segura, respectivamente–.

“Todos ellos fueron nombrados por el Gobierno socialista”, ha apostillado, declinando no obstante opinar sobre el informe que los peritos del Banco de España hicieron público la semana pasada sobre la salida a Bolsa de la entidad, como pedía el PSOE. “Es un informe pericial en el marco de un proceso judicial y, por lo tanto, el Gobierno no tiene nada que decir al respecto”, ha señalado.

A renglón seguido, De Guindos ha defendido la actuación del actual Ejecutivo, que “en seis meses hizo lo que el anterior (del PSOE) no hizo en cuatro años”, y ha asegurado que gracias a su intervención “el sector bancario hoy es solvente y está en condiciones de contribuir a la recuperación”.

“Y Bankia es el más claro ejemplo de este cambio. Es una de las entidades más sólidas de España y de Europa, como ha quedado demostrado en los test de estrés realizados por el Banco Central Europeo (BCE)”, ha zanjado el ministro de Economía.

SABER QUÉ HA PASADO

Sin embargo, Moscoso del Prado cree que el Gobierno “no ha entendido nada” de lo que está pasando, como demuestra el que el PP rechace crear una comisión de investigación sobre la crisis financiera, que sí han hecho otros países como Estados Unidos, Reino Unido u Holanda. Y, además, que vote en contra precisamente cuando “están anunciando la entrada en vigor de la Ley de Transparencia, que es lo contrario de lo que practican”.

Una comisión que, a su juicio, debería tanto investigar las causas que llevaron a la petición de un rescate bancario, que según sus datos ya ha costado más de 72.200 millones de euros, un tercio de ellos para recapitalizar Bankia; como citar a los reguladores, al Gobierno, a la entidad y a sus gestores para saber qué pasó concretamente con Bankia, cuyas cajas originales fueron gestionadas muchos años por dirigentes muy próximos al PP.

Y es que la entidad ahora presidida por Ignacio Goirigolzarri ha “protagonizado la mayor quiebra de la Historia financiera de España” y constituye la “principal razón del rescate financiero”, según Moscoso. “¿La mayor quiebra financiera de la Historia y no merece una comisión de investigación? ¿Qué tiene que pasar para que el PP acepte la creación de una comisión de investigación?”, se ha preguntado el diputado socialista.

“Los ciudadanos quieren saber qué ha pasado. Los preferentistas, los accionistas y también los contribuyentes queremos saber qué ha pasado. Y debemos velar todos para que, si ha habido perjudicados por la salida a Bolsa de esta entidad, se sepa por qué y se les indemnice. La sociedad ha sufrido muchísimo esta crisis y exige saber por qué”, ha concluido.

EUROPA PRESS