Economía

El Banco Central Europeo mantiene los tipos en el 0,05%

El Banco Central Europeo ha decidido mantener los tipos de interés de la zona euro en el 0,05%, después de rebaja de 10 puntos básicos aprobada en septiembre y que los situó en su nivel más bajo de la historia. Por su parte, el tipo de interés aplicable a la facilidad marginal de crédito se queda también en el 0,30%.

Mientras, el tipo de interés aplicable a la facilidad de depósito permanece en negativo en el -0,20%, según informó la entidad presidida por Mario Draghi. Hoy el presidente del organismo ha medido sus palabras más que nunca en rueda de prensa, en los últimos días se ha especulado mucho sobre la indiscreción de Draghi a la hora de hacer públicas algunas decisiones que no deberían haberlo sido.

Y es que Draghi no ha tenido solamente que contentar a los mercados, pendientes de esa posible compra de deuda privada, sino también a sus propios colegas del consejo donde cuenta con un “enemigo”, el presidente del Bundesbank, Jens Weidmann que le pide más medidas de ahorro y austeridad. Incluso se ha llegado a comentar desde algunos medios de comunicación  que los partidarios del alemán estarían forzando al italiano a salir del BCE. Los partidarios de Draghi son los representantes de los bancos centrales de Francia, Italia y España.

Vigilando de cerca la economía de la zona Euro

Ha insitido en que el organismo está vigilando “muy de cerca” la evolución económica y de la inflación, y que se adoptarán las medidas necesarias para hacer frente a esta situación. No ha tenido reparos en reconocer que existen riesgos que podrían afectar a la confianza sobre la economía europea y la inversión privada hacia la zona euro.

Draghi ha apuntado que el debilitamiento del crecimiento económico en la UE y los mayores riesgos geopolíticos podrían afectar al funcionamiento de la economía. La decisión de preparar nuevas medidas, según ha dicho Draghi, ha sido adoptada por unanimidad del Consejo de Gobierno.

Así, el presidente del BCEha dicho que es especialmente importante que los gobiernos de los Estados miembro no descuiden las reformas estructurales porque el riesgo negativo “es muy importante”. Ante ello, Draghi ha expuesto que se continuará evaluando el riesgo de precios a medio y largo plazo; los movimientos geopolíticos; los tipos de cambio y; los precios de la energía.

No obstante, Draghi ha querido dejar claro que las medidas adoptadas hasta el momento y las que pudieran tomarse, deberían contribuir a facilitar la provisión de crédito a la economía real.

AGENCIAS