Política Sectores

El discurso del Rey

12 minutos y 38 segundos fue la duración del primer mensaje navideño del nuevo Rey de España. El Rey Felipe VI grabó su primer discurso de Navidad ante las cámaras el lunes por la tarde, pocas horas después de conocer la noticia de que su hermana, la Infanta Cristina, va a sentarse en el banquillo por decisión del juez José Castro. Sin embargo, la noticia no modificó el texto ni el escenario elegido para pronunciarlo.

Se recreó un acogedor cuarto de estar en el palacio de la Zarzuela. Con ayuda de sus asesores, el Rey preparó el contenido del mensaje y estudió minuciosamente la imagen que quería trasladar a los españoles. La Casa del Rey comunicó que don Felipe quería proyectar una imagen “directa, sencilla y clara”, sin dar muchos rodeos.
Según la opinión de los expertos, el Rey “da bien en cámara” y es capaz de “aguantar” los planos próximos, con ayuda de un toque de maquillaje para quitar los brillos. Eligió para la ocasión un traje gris, camisa clara y corbata azul.

En cuanto a la habitación seleccionada, es el lugar en el que suelen esperar las visitas antes de entrar en la sala de audiencias. En una ocasión, don Juan Carlos grabó allí uno de sus mensajes navideños, pero él prefería hacerlo en la sala de audiencias o en su despacho.

Respecto a la disposición de la sala, aparecían tres fotografías a su derecha: un abrazo entre padre e hijo en la ceremonia de abdicación de don Juan Carlos, los Reyes con la princesa de Asturias y la infanta Sofía en el palacio de Marivent el pasado verano, y un viaje a América Latina hace cuatro años, en la que aparecen los Reyes. Fue el Rey quien escogió las imágenes que habitualmente se encuentran en su residencia privada. En la habitación también podía observarse un pequeño belén de cinco piezas y un cuadro de doña Letizia hecho por uno de sus familiares, a partir de una foto suya en la que tenía 10 u 11 años, casi la misma edad que su hija Leonor. También aparecía una bandera de España, aunque no era un elemento destacado.

Las reacciones no se han hecho esperar. La mayor parte de los periódicos nacionales han centrado sus titulares en los mensajes del Rey contra la corrupción, por otro lado los periódicos catalanes destacan la relación entre España y Cataluña. lo que destacan casi todos los diarios es la ausencia de referencias al caso de su hermana la Infanta Cristina, aunque era algo esperado parece que algunos lo han echado de menos.

Odina Sanz Barnola