Economía Noticias

El efectivo cede terreno ante el creciente uso de las tarjetas

Las visitas al cajero automático para extraer efectivo retroceden mientras se abre camino con intensidad creciente el hábito de pagar las compras directamente con tarjetas.

Conforme a las últimas estadísticas del Banco de España, los españoles redujeron un 0,20% interanual el recurso al terminal en el segundo trimestre del año, con un total de 239.827 operaciones registradas. Sin embargo, el dinero dispuesto creció un 1,32% -extrajeron 31.523,19 millones de euros- por la tendencia a disponer de una mayor cuantía cada vez que se acude al cajero para aprovechar el paseo y ahorrarse las comisiones que ahora cargan los bancos a no clientes.

La limitada evolución de este hábito contrasta con el fuerte auge recibido en contrapartida por los pagos con ‘dinero de plástico’. Los españoles efectuaron 958.175 pagos directamente con tarjetas de crédito para abonar sus compras o servicios, lo que significa que tiraron del plástico un 12,92% más que en el segundo trimestre del pasado ejercicio.

En cuantía el abono directo con tarjetas ascendió a 36.267,94 millones entre marzo y abril, cuantía un 8,23% superior a la asumida en igual periodo del pasado ejercicio, de acuerdo a las estadísticas oficiales.

La penetración de la tarjeta se ha acelerado de la mano del auge del consumo, el boom de las compras a través de Internet y el despliegue del contacless –tecnología que permite autentifica r el pago con solo acercar la tarjeta al Terminal Punto de Venta (TPV)-.

Entre los principales inductores al cambio de hábitos figura sobre todo y a partir de 2014 el cobro de comisiones a no clientes por el uso de cajeros automáticos, y las múltiples soluciones desplegadas por los bancos para facilitar el abono con tarjeta, muchas de ellas a través de los smartphones.

A pesar del éxito de la tarjeta como medio de pago finalistas, el parque de cajeros automáticos instalados crece un 2,62% en el mismo periodo y alcanza las 51.506 máquinas ante la estrategia bancaria de llegar las sucursales de puestos automáticos, y de engordar la red de algunas entidades para proporcionar más terminales gratuitos a sus clientes. El censo de TPV instalados en comercios aumenta en el mismo periodo el doble, un 4,75%, y ya rozan los 1,82 millones de terminales.