Empresas

El pasado año registró una desaceleración de los trabajadores autónomos

Terminado el año hace apenas dos semanas toca hacer balance de lo acontecido. En general, 2015 ha sido un buen año para los autónomos, aunque no tanto como lo fue el anterior. Asimismo, en los últimos 12 meses se produjeron 736.665 altas de trabajadores por cuenta propia en el Régimen Especial de Trabajadores Autónomos (RETA), un 5,8 por ciento menos que en 2014, cuando la cifra ascendió a 782.356. Es decir, que durante el pasado año se han dado de alta 2.018 autónomos cada día, según  los datos ofrecidos por la seguridad social y que ha analizado la Federación de Trabajadores Autónomos (ATA).

Las altas han sido menos, pero el dato positivo está en que las bajas también. En 2015, un total de  697.446 autónomos han cesado su actividad, un 1,4 por ciento menos que en el año anterior. En total, se han dado de baja en el RETA 1.910 trabajadores por cuenta propia cada día. Esto lleva a que el año finalizase con un salgo (diferencia entre los autónomos dados de alta y los dados de baja) positivo de 39.219 afiliados.

Es un comportamiento que se apoya en dos causas. “La mayor expectativa en el trabajo por cuenta ajena ha provocado una reducción en el trabajo por cuenta propia y ha supuesto que menos personas hayan optado por crearse su propios empleo. Y por otro lado, la incesante rotación entre algunos autónomos que cuando hay meses con poca actividad causan baja, dándose de alta cuando la actividad y la facturación repunta”, asegura el presidente de ATA, Lorenzo Amor. A ello ha añadido que “los autónomos son la vanguardia de la recuperación. El hecho de que se reduzca un año más el número de bajas producidas en relación al pasado año, nos hace prever que finalizaremos 2016 con un importante crecimiento de autónomos. La recuperación del tejido empresarial perdido por la crisis económica es ya un hecho”.

Navarra y La Rioja, las grandes protagonistas

Durante el pasado año, Navarra y La Rioja han sido las grandes protagonistas porque lideran ambas tablas. Asimismo, han sido las únicas que no han visto desacelerar el número de autónomos afiliados a la seguridad social. En concreto, Navarra anotó 10.866 altas, un 4,5 por ciento más que en el año anterior, y La Rioja lo hizo en un tres por ciento al sumar 4.917 trabajadores por cuenta propia. Pero el aumento más significativo se da en una Comunidad que registra desaceleraciones: Cáceres. En la provincia extremeña, los emprendedores aumentaron un 43,5 por ciento respecto al año anterior.

Por parte de las bajas, en Navarra cesaron su actividad un total de 10.402 trabajadores por cuenta propia, un 10,3 por ciento más, y La Rioja lo hizo en un 3,3 por ciento hasta las 151. Sin embargo, los mayores descensos se dieron en Castilla y León (-10,7 por ciento) y Asturias (-9,4), que doblan la media española en reducción de autónomos.

Yasmina Pena