Economía Internacional Noticias Política

Estados Unidos y China serán los principales importadores de comida y bebida españolas

Estados Unidos y China serán los principales países importadores de comida y bebida españolas en los próximos años, según un estudio de la Federación Española de Industrias de la Alimentación y Bebidas (FIAB).

Estados Unidos consolidó en 2017 su puesto como primer país fuera de la Unión Europea y el sexto lugar en el ranking mundial de los países de destino de las exportaciones de la industria de alimentación y bebidas de España. Las ventas a este destino alcanzaron los 1.659 millones de euros, un avance del 2% con respecto al ejercicio anterior.

En la clasificación por productos, este mercado es de gran interés para sectores como el aceite de oliva, el vino, los productos de pescado, las conservas vegetales y los productos lácteos, principalmente.

“Nos preocupan las políticas arancelarias de Estados Unidos. Junto al nuevo modelo de relación comercial entre Europa y el Reino Unido, son las principales amenazas para las exportaciones españolas”, asegura el director general de FIAB, Mauricio García de Quevedo.

CHINA

El segundo mercado prioritario para la industria de alimentación y bebidas es China y Hong Kong. La evolución de las exportaciones al gigante asiático en la última década permite confiar en el comportamiento de este mercado, con un crecimiento de una media anual del 23%.

En cifras generales, las ventas de alimentos y bebidas españoles a este mercado conjunto superaron los 1.327 millones euros en 2017, situando este mercado en el puesto séptimo del ranking mundial y en el segundo si se excluyen los socios europeos, solo por detrás de Estados Unidos.

Los productos del porcino registraron más de la mitad de las exportaciones de alimentos y bebidas (698 millones de euros), seguido principalmente del vino y el aceite de oliva, y de los productos del pescado y la cerveza, entre otros.

Japón asciende hasta la tercera posición en esta clasificación, presentando un incremento muy destacable en las exportaciones que situaron al país nipón en novena posición del ranking mundial y en la tercera de los países extracomunitarios. En el último ejercicio, las ventas a este mercado crecieron un 18%, hasta alcanzar los 819 millones de euros, una tendencia positiva que se espera también a largo plazo animada por la firma el pasado mes de diciembre del Acuerdo de Libre Comercio UE-Japón.

Su alto poder adquisitivo hace de este país un destino muy atractivo para la competitividad de los alimentos y bebidas españoles, que gozan de un gran reconocimiento por el consumidor japonés. Destaca la exportación de productos del cerdo, especialmente el ibérico, con más del 50% del total, seguidos por el aceite de oliva y el vino.

REINO UNIDO

Reino Unido representa el cuarto país de destino de las exportaciones de la industria española de alimentos y bebidas. En 2017 España vendió productos alimentarios por valor de 1.955 millones de euros. Vino, conservas vegetales, aceite de oliva, productos del porcino y productos del dulce fueron los principales productos exportados a este país.

Aunque el mercado resulta de gran interés por su peso estratégico, el proceso del ‘Brexit’ genera preocupación al sector debido a la incertidumbre que presentará el nuevo modelo de relación comercial con este país.

En este sentido, Mauricio García de Quevedo recprdó que “preocupa la posible imposición de derechos aduaneros o legislaciones que no sean convergentes con las de la Unión Europea”.

Canadá cierra el grupo de los cinco mercados prioritarios más destacados. Este país, que se sitúa como uno de los mercados más competitivos del mundo, adquiere mayor relevancia desde la reciente firma del CETA el pasado mes de septiembre de 2017 y del que se espera el incremento de las relaciones comerciales con España.

En 2017, las exportaciones de la industria de alimentación y bebidas registraron un crecimiento del 9%, situándose en más de 30.000 millones de euros.

“Si observamos la evolución que han tenido las exportaciones de nuestros alimentos y bebidas desde el año 2000, el resultado es espectacular: se han multiplicado por tres, pasando de algo menos de 10.000 millones de euros hasta los 30.650 millones actuales”, afirmó Mauricio García de Quevedo, director general de FIAB.

Solo en el último año, las exportaciones españolas de la industria alimentaria registraron un aumento del 18%, alcanzando los 230 millones de euros. En cuanto a la clasificación por productos, sobresale la exportación de vino, con más del 40% del total, los productos del porcino y las aceitunas así como los productos del dulce y las conservas vegetales.