Empresas Internacional Sectores

Guerra tecnológica: Apple vs. Samsung

Samsung y Apple, las dos compañías líderes en el mercado de los smartphones en todo el mundo, no están dispuestas a ceder su primer puesto. Tanto es así que los dos gigantes tecnológicos mantienen una batalla legal interminable, desde el año 2011. Por aquél entonces, Apple y Motorola Mobility estaban sumergidos en una guerra de patentes y fue cuando la de Cupertino se enzarzó con el otro gigante del sector, Samsung.

La última resolución que ha adoptado un tribunal al respecto fue ayer mismo; una jueza de California validó de manera definitiva la multa de cerca de 930 millones de dólares, que Samsung tendrá que pagar a Apple por violación de patentes. No obstante se puede considerar que la surcoreana ha ganado la batalla, porque el tribunal finalmente no ha prohibido la venta de algunos de los dispositivos del grupo en Estados Unidos, tal como reclamaba su rival, la compañía de la manzana.

Pero este es el último episodio de toda una cadena de litigios, que han alcanzado las 50 demandas en una decena de países. El pasado mes de noviembre, un jurado, también de California condenó a Samsung a pagar 290 millones de dólares a su competidor, por haber copiado supuestamente características del teléfono iPhone. Un momento en el que Samsung ya acumulaba unos 600 millones a deber a Apple, por un juicio anterior.

No obstante, el caso más sonado fue en agosto de 2012, cuando Apple se declaró ganadora no solo de la guerra de patentes, sino que además Samsung fue condenada a pagarle 1.050 millones de dólares de multa.

Ya en abril de 2012, una corte estadounidense ordenó que los directores ejecutivos de Apple y Samsung realizaran audiencias de conciliación, con el objetivo de poner fin a sus disputas legales, o al menos, reducir el número de litigios. Algo que por ahora, no se ha conseguido.

Por el momento, parece que Apple va ganando en esta gran guerra de las patentes, pero es Samsung quien ha tomado la cabeza en cuanto a ventas. El pasado año fue un año récord para las ventas de smartphones: se vendieron más de 1.000 millones de terminales en todo el mundo en 2013. De esa cantidad, más de 300 millones de unidades eran de Samsung, y alrededor de la mitad, unos 153 millones, fueron de Apple.