Política Sectores

La CEOE insiste en que pesar del descenso del paro, aún queda mucho por avanzar

El número de desempleados bajó en el mes de julio en 74.028 personas, el mayor descenso de un mes de julio desde 1998. Este dato es positivo de acorde con el comportamiento del empleo en los meses de verano, que aumenta debido a la contratación temporal en el sector hotelero, demandado por la masiva llegada de turistas.

Sin embargo, desde la CEOE mantienen que “todavía queda mucho que avanzar para que la situación en el mercado laboral español recupere las cifras de empleo anteriores a la crisis”. Es cierto que llevamos 22 meses consecutivos de descensos, evidencia sin duda del avance en la recuperación de la actividad económica y del empleo, aunque no hay que olvidar que la cifra de parados continúa por encima de los cuatro millones, incluso sin tener en cuenta a los excluidos de las listas oficiales por estar realizando cursos de formación.

Por género, el descenso en el número de desempleados fue mayor en el colectivo masculino, que se sitúa por debajo de los dos millones mientras que las mujeres todavía superan la cifra. A este dato hay que unirle el relativo a la edad, pues el número de parados menores de 25 años descendió en 8.989 personas, un 14,31 por ciento menos que en el mismo periodo de 2014.

En cuanto a la contratación, en el mes de julio se registraron 150.477 nuevos contratos, de los cuales el 82 por ciento fueron indefinidos, un 6,9 por ciento más que en el mismo ejercicio del año anterior. Además, cabe destacar que 42.356 de ellos proceden de la conversión de contratos temporales en fijos, es decir, el 34,2 por ciento de los indefinidos registrados en julio. Aun con todo, los contratos temporales experimentaron un mayor crecimiento (9,19 por ciento respecto a 2014).

Por otro lado, la afiliación a la Seguridad Social registró un incremento de 58.792 personas respecto al mes de junio, sin embargo, esta cifra es ligeramente inferior a la registrada en el mismo periodo del pasado año, cuando se anotaron 62.108 nuevos afiliados.

El régimen con mayor incremento fue el Régimen General, generado por el aumento de la contratación típica de periodos estivales, como la hostelería, las actividades sanitarias y servicios sociales y el comercio. Pero esto se compensa con el descenso de la afiliación en la educación, coincidiendo con la finalización del curso académico (91.788 afiliados menos), y el sistema especial agrario (38.198 afiliados menos), que bajó la contratación debido a la finalización de la campaña de la fresa y la frambuesa.

La CEOE insiste en que es necesario “acometer adaptaciones y reformas” que contribuyan “a incrementar la competitividad de las empresas españolas y su adaptación al ciclo académico y a impulsar la actividad económico y con ello la creación de empleo de forma sostenida”.  De esta forma, “los esfuerzos deben dirigirse a la reactivación económica y a la flexibilización de las condiciones en las que desarrollan su actividad las empresas”, llevando a que el “crecimiento se traduzca en la mayor creación de empleo posible”

Yasmina Pena