Política Sectores

La CNMC carga contra el sector del automóvil

Todos los negocios sancionados, donde se sitúan las grandes marcas, fueron sancionados por organización de cárteles empresariales

La Comisión Nacional de los Mercados y la Competencia ha presentado este lunes en su sede de Madrid el informe sobre su actividad en 2015, del que se desprende que tanto los fabricantes de automóviles, como más de 100 concesionares fueron sancionados con más de 180 millones de euros por la organización de cárteles que afectaron a la libre competencia.

De hecho, los fabricantes han recibido la mayor multa interpuesta por este organismo, con 131 millones en total de sanción; mientras que a los segundos, entre los que se sitúan más de 100 concesionarios de Seat, Audi, Volkswagen, Toyota, Land Rover, Hyundai y Opel, han recibido sanciones por 53 millones de euros.

Pero el problema de los cárteles va más allá de este sector y ha afectado a la gestión de residuos, recibieron una multa de casi 100 millones de euros; las industrias lácteas; el cartón y el papel ondulado, los combustibles de automoción, las redes abanderadas  entre otras.  Alcanzando el montante total los 506 millones de euros.

Pero esta labor no ha sido fácil, como ha confirmado durante la presentación el director general de Competencia, Eduardo Prieto Kessler: “No es fácil que una autoridad pueda disolver 10 cárteles, ya que los acuerdos son secretos y es difícil llegar a ellos. Sin embargo, se ha logrado obtener unos resultados, para 2015, extraordinarios.

Otras prácticas prohibidas

Se convierten los cárteles, así, en el ámbito contra el que mayor ha sido la lucha por parte de Competencia. Sin embargo, existen otras áreas y otros tipos de acuerdos que también han sido investigados y multados.

A Telefónica y Yoigo, a Telefónico, el Puerto de Santander y el Colegio de Abogados de Guadalajara se le impusieron sanciones por valor de más de 15 millones de euro y AGEDI y AIE Radio sufrieron las consecuencias de haber abusado de su posición de dominio.

Si se suman estas últimas actuaciones a las que se hicieron en la lucha contra los cárteles, el total de multas impuesto por la CNMC alcanzó los 594 millones de euros en el ejercicio anterior, alcanzándose una cifra record en este sentido.

De entre los métodos utilizados, se ha destacado durante la sesión el Programa de Clemencia, vigente desde 2007, ya que se ha convertido en una eficaz herramienta en la lucha contra la concentración.

Gracias a este programa, aquellas empresas que aporten elementos de prueba para la investigación y sanción de un cártel, esta será eximida de multas, o se beneficiará de una reducción de la sanción.

Por otro lado, la introducción de castigos a personas físicas, como directivos, se ha convertido en una eficaz medida disuasoria para todos aquellos ejecutivos que no quieren verse incriminados en alguno de estos casos y, así, evitar recibir sanciones económicas por ello.

“En el futuro, estamos pensando introducir sanciones temporales, que prohíban a las empresas afectadas no poder presentarse a concursos públicos durante un tiempo, lo cual se convertiría en una nueva medida disuasoria para las compañías”, ha asegurado en este sentido el propio Prieto Kessler.

Diario Financiero